Saltar al contenido

23 de noviembre de 2019

Sábado 23 de Noviembre de 2.019

Tiempo Ordinario /33º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 20, 27-40

Hay quien no cree en que va a resucitar

27Se acercaron algunos saduceos, que niegan la resurrección, y le preguntaron (a Jesús) 28diciendo: Maestro, Moisés nos ha prescrito que, si el hermano de uno viniere a morir con mujer, pero sin hijos, su hermano tome la mujer para dar descendencia a su hermano. 29Pues había siete hermanos, y el primero tomó mujer y murió sin dejar hijos. 30También el segundo 31y el tercero tomaron la mujer, e igualmente los siete, y no dejaron hijos y murieron. 32Por fin, murió también la mujer. 33En la resurrección, ¿de cuál de ellos será la mujer? Porque los siete la tuvieron por mujer. 34Díjoles Jesús: Los hijos de este siglo toman mujeres y maridos. 35Pero los juzgados dignos de tener parte en aquel siglo y en la resurrección de los muertos, ni tomarán mujeres ni maridos, 36porque ya no pueden morir y son semejantes a los ángeles e hijos de Dios, siendo hijos de la resurrección. 37Pues que han de resucitar los muertos, el mismo Moisés lo da a entender en el pasaje de la zarza, cuando dice: <<El Señor, Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob>>.38Dios no es Dios de muertos, sino de vivos, porque para Él todos viven. 39Tomaron entonces la palabra algunos escribas y dijeron: Maestro, muy bien has dicho. 40Porque ya no se atrevían a proponerle ninguna cuestión.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Hay quien no cree en que va a resucitar

Y aunque no se crea en la resurrección, esta es real y es cierta y pasa a todos, que resucitan después de morir, y Dios, Jesús, los espera para darles el premio o el castigo de la vida eterna, en el Cielo o en el Infierno.

¡Es de fe!

Empieza a creer, como crees que la tierra es redonda, como crees en las estaciones del año, como crees que el día tiene 24 horas; cree y vivirás la fe, porque, el que cree que la tierra es redonda, tiene la seguridad de que no hay ningún precipicio al final de ninguna parte, y tiene la seguridad de que las estaciones se suceden una a la otra para el bien de la misma naturaleza, y tiene la seguridad de que el día tiene 24 horas, y no 26 o 21, sino 24; y de esas horas, unas descansa y otras trabaja, y las demás vive en paz, porque sabe que dentro de 24 horas volverá a vivir un día más, sea invierno o verano, sea en un país o en otro, porque la vida siempre será lo que es; y entonces, en base a esto, cree que después de la muerte, se vive, es más, la muerte no es verlo todo oscuro por un tiempo, la muerte es dejar el cuerpo, eso es la muerte, el que dejas este cuerpo, como saliste también del cuerpo de tu madre; y así, con tu alma espiritual, vas al encuentro de Dios, y vives la alegría de tus buenas obras, o sufres el dolor de tus pecados; tú decides; por Dios, te lo pido, ¡decide ahora!, ahora que estás dentro de tus días en la tierra.

Decide y vencerás.

P. Jesús
© copyright