Saltar al contenido

15 de junio de 2020

Lunes 15 de Junio de 2.020

Tiempo Ordinario/11º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 5, 38-42

¿Qué has oído tú?

(Dijo Jesús a sus discípulos): 38Habéis oído que se dijo: Ojo por ojo y diente por diente. 39Pero yo os digo: No me hagáis frente al malvado; al contrario, si alguno te abofetea en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; 40y al que quiera litigar contigo para quitarte la túnica, déjale también el manto; 41y si alguno te requisara para una milla, vete con él dos. 42Da a quien te pida y no vuelvas la espalda a quien desea de ti algo prestado.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

¿Qué has oído tú?

Quiero que tu corazón sea manso al amor con que Dios te ama, y no olvides eso: que Dios te ama; y si lo tienes siempre presente, no tendrás necesidad de odiar a nadie, ni de devolver mal por mal, porque tú estarás pendiente sólo de Dios, de Jesús. Y aunque te hagan daño, ¡que te lo harán!, a veces sin querer y otras queriendo, entonces no verás en ese daño algo personal contra ti, ¡aunque lo sea!; pero de hecho, ¡piénsalo!, no lo es, porque todo lo que hace cada uno, es algo que tiene que ver con él y Dios; porque, por lo que cada uno hace a los demás, demuestra su amor real a Dios. Así que, ¡no te preocupes por tus enemigos!, reza por ellos, porque Dios los ve, y Dios Padre se llena de ira, y mandará a sus Ángeles para que te protejan de su mal. Procura apartarte de ellos, porque por su mal contra ti, crean en ti una ocasión de pecar, tan sólo por sentir rabia, rencor, odio, celos, o deseos de que estén muertos. Eso les pasa incluso a los buenos, porque en la humanidad de la persona, hay un sentido de justicia que no se puede aplicar en esta vida, porque aquí se está de prueba; tú eres probado y tus enemigos también.

Escucha tu corazón y llénalo sólo de palabras de amor, amor tuyo hacia Dios, que tanto te ama.

Haz tu clan con Dios, y olvídate de los que te persiguen para dañarte, y a veces lo consiguen, pero nunca podrán ir contra la Verdad, el que eres realmente y verdaderamente amado por Dios; aunque ellos te odien, ¡Dios te ama!, y es Dios. Confía en Él, quéjate a Él de tus enemigos, y pon tu causa ante tu Abogado, Dios Espíritu Santo, y Dios hará. Confía en Cristo Rey y pide la intercesión a tu causa, de María, Reina de Cielos y Tierra; y aunque algunos crean que te ganan, ¡no ganan!, la vida es muy larga, el mundo da muchas vueltas, y Hitler, tan poderoso y asesino, también fue vencido; el mal siempre será derrotado.

P. Jesús
© copyright