Saltar al contenido

14 de febrero de 2020

Viernes 14 de Febrero de 2.020

Tiempo Ordinario/5º  -Fiesta de San Cirilo y San Metodio, Patronos de Europa

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 10, 1-9

De dos en dos y todo por Dios

1Después de esto, designó Jesús a otros setenta y dos y los envió, de dos en dos, delante de sí, a toda ciudad y lugar adonde Él había de venir, 2y les dijo: La mies es mucha y los obreros pocos; rogad, pues, al amo mande obreros a su mies. 3Id, yo os envío como corderos en medio de lobos. 4No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias, y a nadie saludéis por el camino. 5En cualquier casa en que entréis, decid primero: La paz sea con esta casa. 6Si hubiere en ella un hijo de la paz, descansará sobre él vuestra paz; si no, se volverá a vosotros. 7Permaneced en esa casa y comed y bebed lo que os sirvieren, porque el obrero es digno de su salario. No vayáis de casa en casa. 8En cualquier ciudad donde entréis y no os recibieren, comed lo que os fuere servido, 9y curad a los enfermos que en ella hubiere, y decidles: El reino de Dios está cerca de vosotros.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

De dos en dos y todo por Dios

A Jesús, Dios, le gusta que los suyos vayan de dos en dos; no quiere que estén solos “ante el peligro”, sino que quiere que vayan sus discípulos de dos en dos y que todo lo que hagan y digan sea para servirle a Él, para darle gloria. Dios está siempre en el servicio, y el servicio es siempre uno a otro; por esto, como mínimo, hay que ir de dos en dos.

Si quieres casarte, ya seréis dos, dos que estaréis en uno y seréis uno, para afrontar las pruebas del mundo. Un matrimonio bien avenido, un matrimonio que se toma en serio el sacramento matrimonial, son las personas más felices del mundo, pero hay pocas, porque muchos matrimonios hacen trampas, y donde hay trampas se esconde la verdad; y la felicidad está en la Verdad, la de amar a Dios sobre todas las cosas y personas, y a los demás como a uno mismo, cumpliendo todos y cada uno de los diez mandamientos, usando de los sacramentos y la oración.

Si quieres ser feliz, no vayas solo por la vida; id, por lo menos, de dos en dos. Y si estás casado, que sepas que hay cosas del matrimonio que sólo son de dos, de los dos, aun cuando tengan hijos.

Todo por Dios, para agradar a Dios, y a Dios le agrada que dos que son sus amigos, vayan juntos a servir a los demás por amor a Dios, Uno y Trino.

P. Jesús
© copyright