Saltar al contenido

14 de agosto de 2018

Martes 14 de Agosto de 2.018

Tiempo Ordinario /19º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 18, 1-5.10.12-14

Un niño busca a su padre

1En aquel momento se acercaron los discípulos a Jesús, diciendo: ¿Quién será el más grande en el reino de los cielos? 2Él, llamando a sí a un niño, le puso en medio de ellos, 3y dijo: En verdad os digo, si no os volviereis y os hiciereis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. 4Pues el que se humillare hasta hacerse como un niño de éstos, ése será el más grande en el reino de los cielos, 5y el que por mí recibiere a un niño como éste, a mí me recibe;

10Mirad que no despreciéis a uno de esos pequeños, porque en verdad os digo que sus ángeles ven de continuo en el cielo la faz de mi Padre, que está en los cielos.

12¿Qué os parece? Si uno tiene cien ovejas y se le extravía una, ¿no dejará en el monte las noventa y nueve e irá en busca de la extraviada? 13Y si logra hallarla, cierto que se alegrará por ella más que por las noventa y nueve que no se habían extraviado. 14Así no es voluntad de vuestro Padre, que está en los cielos, que se pierda ni uno solo de estos pequeñuelos.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Un niño busca a su padre

¿Qué niño no necesita de su padre?; así, todos los creyentes buscan a Dios Padre para vivir en su Casa y ser su alegría, la alegría del Padre.

Los niños, los hijos, todos, quieren ser el hijo de papá, el preferido; así, los santos también quieren ser y son los hijos de Dios, los preferidos del Padre Celestial, por esto se esfuerzan en estar cerca de Él, en saber cuál es su voluntad, y agradarle, y serle agradecidos por el amor con que han sido creados.

Busca a Dios Padre, esta es la meta de toda persona que viene a este mundo, la santidad. 

P. Jesús

© copyright