Saltar al contenido

13 de agosto de 2018

Lunes 13 de Agosto de 2.018

Tiempo Ordinario /19º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 17, 22-27

Cumplir la Ley

22Estando reunidos (Jesús y los discípulos) en Galilea, díjoles Jesús: El Hijo del hombre tiene que ser entregado en manos de los hombres, 23que le matarán, y al tercer día resucitará. Y se pusieron muy tristes.

24Entrando en Cafarnaúm, se acercaron a Pedro los perceptores de la didracma y le dijeron: ¿Vuestro Maestro no paga la didracma? 25Y él respondió: Cierto que sí.Cuando iba a entrar en casa, le salió Jesús al paso y le dijo: ¿Qué te parece, Simón? Los reyes de la tierra, ¿de quiénes cobran censos y tributos? ¿De sus hijos o de los extraños? 26Contestó él: De los extraños. Y le dijo Jesús: Luego los hijos están exentos. 27Mas, para no escandalizarlos, vete al mar, echa el anzuelo, y agarra el primer pez que pique, ábrele la boca, y en ella hallarás un estater; tómalo y dalo por mí y por ti.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Cumplir la Ley

En este mundo, hay que cumplir la Ley de Dios, y también la ley de los hombres; porque hay normas de conducción, por ejemplo, que son ley, y deben seguirse, cumplirse; si no, hay infracción, y te multan o te llevan a la cárcel.

Cuando no se cumple la Ley de Dios, llegado el día del juicio final, si no has cumplido, si no te has limpiado de tus pecados, con la confesión personal ante un sacerdote católico, entonces, puedes ir al Purgatorio, (por infracción), o al Infierno, (como el que va a la cárcel).

¿Es injusto Dios? 

P. Jesús

© copyright