Saltar al contenido

12 de julio de 2016

Martes 12 de Julio de 2.016

Evangelio:

San Mateo 11, 20-24

Amenaza a las ciudades infieles

Mat 11:20 Comenzó entonces Jesús a increpar a las ciudades en que había hecho muchos milagros porque no habían hecho penitencia:
Mat 11:21 “¡Ay de ti, Corozaín; ay de ti, Betsaida! porque, si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros hechos en ti, mucho ha que en saco y ceniza hubieran hecho penitencia.
Mat 11:22 Así, pues, os digo que Tiro y Sidón serán tratadas con menos rigor que vosotras en el día del juicio.
Mat 11:23 Y tú, Cafarnaúm, ¿te levantarás hasta el cielo? Hasta el infierno serás precipitada. Porque, si en Sodoma se hubieran hecho los milagros hechos en ti, hasta hoy subsistiría.
Mat 11:24 Así, pues, os digo que el país de Sodoma será tratado con menos rigor que tú el día del juicio”.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944)

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Amenaza a las ciudades infieles

¡Qué contentos estáis todos ese mes! ¡Lo sé! Sé que necesitábais de mi consuelo, y os lo estoy dando. Perdonad si algunas reflexiones pasadas han sido muy breves, también soy persona. Pero hay una cosa que tiene que quedar clara entre tú y yo, ¡que te quiero mucho, hijo de Dios y María Santísima!, y que doy mi vida, mi hacer, mis obras, por ti; sea con la palabra o con mis obras de apostolado, en todo lo que hago, pienso en ti. Por eso me hice sacerdote, ¡sí!

¡Vayamos a lo nuestro!, al Evangelio de hoy. Tenemos que propagarlo, tenemos que ayudar a Dios para que no repita sus palabras amargas contra las ciudades de Corozaín y Betsaida, en donde tantos milagros derramó Dios, Jesús, el Mesías, y pocos cambiaron de vida.

Sé que quieres cambiar de vida y no sabes cómo. ¡Apúntate a mi propuesta espiritual de “Vacaciones de Amor”; que los de CatholicosOnline os pongan aquí el link para apuntaros (CLICAR AQUI); son como un retiro, sin retirarte de circulación, es decir, viviendo en lo cotidiano, dejando la ignorancia que te hace sufrir tanto y aprendiendo los mandamientos, uno cada día; meditando en ellos y haciendo examen de conciencia, para que puedas abrazar la vida, tu vida, con la Esperanza de los que creen que en el Nombre de Jesús, Dios puede cambiar al mundo. Pero alguien tiene que pronunciar con fe el nombre de Jesús, pidiendo a Dios Padre este cambio, y ofreciéndole también, como prenda de amor, las obras de tu fe. Sí, estoy diciéndotelo a ti. Allí vas a encontrar personas que, como tú, se han apuntado y están de felices Vacaciones de Amor, de pensar durante 15 días y sin salir del mundo y su vida cotidiana, amar a Dios sobre todas las cosas y personas. Quince días en que sólo vas a pensar en Dios, en agradarle, en hacerlo todo por Él, para Él, aunque te duela; y si en estos días, pudieras vengarte de alguien que te dañó, ¡no lo hagas, por amor a Dios! Nadie más que tú mismo, va a controlarte, vas a decidir hasta dónde darte por Dios. ¡Sólo tú, durante 15 días, viviendo cara a cara con Dios! ¿Te apuntas? ¡Va!, ¡venga!, que hace tiempo que necesitas de unas merecidas Vacaciones de Amor.

Te quiero tanto, ¡me duele el amor que siento por ti!

P. Jesús

© copyright