Saltar al contenido

30 de julio de 2019

Martes 30 de Julio de 2.019

Tiempo Ordinario /17º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 13, 36-43

“Los justos brillarán como el sol”

36Entonces, (Jesús) dejando a la muchedumbre, se vino a casa, y sus discípulos se le acercaron, diciéndole: Explícanos la parábola de la cizaña del campo.37Él, respondiendo, dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; 38el campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino; la cizaña son los hijos del maligno; 39el enemigo que la siembra es el diablo; la siega es la consumación del mundo; los segadores son los ángeles; 40a la manera, pues, que se recoge la cizaña y se quema en el fuego, así será a la consumación del mundo. 41Enviará el Hijo del hombre a sus ángeles y recogerán de su reino todos los escándalos y a todos los obradores de iniquidad, 42y los arrojarán en el horno del fuego, donde habrá llanto y crujir de dientes. 43Entonces los justos brillarán como el sol en el reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

“Los justos brillarán como el sol”

La bondad es el tesoro más preciado por todos, más que la belleza, más que el propio amor humano; porque si te ama alguien malo ¿de qué vale su amor, que podrá traicionarte por falta de bondad, aunque muchas palabras halle para declarársete?

Los justos brillan, y por eso, a veces, también te molestan, porque saben y hacen, y te duele no tenerlos cerca, y que vivas en la oscuridad del mundanismo, habiendo alcanzado una amistad casi perfecta con los que realmente y verdaderamente practican la caridad.

Qué vacía es la soledad, cuando se ha visto la bondad.

Amados, sed buenos todos, unos con otros, porque los Ángeles van a venir, y están yendo a vosotros, ahora para ayudaros, luego será para preparar la siega.

Quien avisa, no es traidor, dice un refrán popular, y aún hay oportunidad para los que no se dejan comprar ni manipular por Satanás.

Deja la soledad y únete al bueno.

P. Jesús
© copyright