Saltar al contenido

1 de agosto de 2019

Jueves 1 de Agosto de 2.019

Tiempo Ordinario /17º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 13, 47-53

Nadie quiere algo malo

(Dijo Jesús a la muchedumbre): 47Es también semejante el reino de los cielos a una red barredera, que se echa en el mar y recoge peces de toda suerte, 48y, llena, la sacan sobre la playa, y, sentándose, recogen los peces buenos en canastos, y los malos los tiran. 49Así será a la consumación del mundo: saldrán los ángeles y separarán a los malos de los justos, 50y los arrojarán al horno de fuego; allí habrá llanto y crujir de dientes. 51¿Habéis entendido todo esto? Respondiéronle: Sí. 52Y les dijo: Así, todo escriba instruido en la doctrina del reino de los cielos es como el amo de casa, que de su tesoro saca lo nuevo y lo añejo.

53Cuando hubo terminado Jesús estas parábolas, se alejó de allí.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Nadie quiere algo malo

Todos quieren lo bueno, bello y verdadero: ¡Dios!, Jesús, el Cristo, el Mesías, que ya vino y volverá.

Eres listo, tú tampoco quieres nada malo. ¡Apártate del pecador corrupto!, sé su buen ejemplo, que vea que no eres de los relativistas, sino que sabes bien lo que Dios quiere de ti, de los tuyos, ¡el bien!

Haz el bien sin mirar a quien.

Apártate del mal y vive para hacer el bien.

No es bueno que tengas trato y te asocies con quien no piensa, ni quiere, ni hace el bien.

Tú, recuerda que hay un Reino en el Cielo que te espera, y que sí, Dios perdona a todos, pero hay quien no quiere cambiar de vida; Dios perdonaba y decía: “Vete y no peques más”.

Jesús, no quiere el pecado, ama al pecador y pide a todos que dejen de pecar; y el que no quiere, ya sabe lo que le espera:
Mateo 13, 47-50 (Dijo Jesús a la muchedumbre): Es también semejante el reino de los cielos a una red barredera, que se echa en el mar y recoge peces de toda suerte, y, llena, la sacan sobre la playa, y, sentándose, recogen los peces buenos en canastos, y los malos los tiran. Así será a la consumación del mundo: saldrán los ángeles y separarán a los malos de los justos, y los arrojarán al horno de fuego; allí habrá llanto y crujir de dientes.

P. Jesús
© copyright