Saltar al contenido

25 de julio de 2019

Jueves 25 de Julio de 2.019

Tiempo Ordinario /16º -Solemnidad de Santiago el mayor, Patrono de España

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 20, 20-28

Pide a Dios

20Entonces se le acercó (a Jesús) la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, postrándose, para pedirle algo. 21Díjole Él: ¿Qué quieres? Ella le contestó: Di que estos dos hijos míos se sienten uno a tu derecha y otro a tu izquierda en tu reino. 22Respondiendo Jesús, le dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber el cáliz que yo tengo que beber? Dijéronle: Podemos. 23Él les respondió: Beberéis mi cáliz, pero sentarse a mi diestra o a mi siniestra no me toca a mí otorgarlo; es para aquellos para quienes está dispuesto por mi Padre.24Oyéndo esto, los diez se enojaron contra los dos hermanos. 25Pero Jesús, llamándolos a sí, les dijo: Vosotros sabéis que los príncipes de las naciones las subyugan y que los grandes imperan sobre ellas. 26No ha de ser así entre vosotros; al contrario, el que entre vosotros quiera llegar a ser grande, sea vuestro servidor, 27y el que entre vosotros quiera ser el primero, sea vuestro siervo, 28así como el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida en rescate por muchos.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Pide a Dios

Pero antes de pedirle a Dios, póstrate ante Él y, con confianza, pídele; que Él, Dios, siempre escucha y siempre tiene una respuesta para ti, aunque a veces, quizás no te guste oírla. Y, ¿cómo la oyes tú, amigo, amiga? Por la realidad que vives y que tienes, por la Palabra escrita en la Sagrada Biblia, por un santo consejo.

Ganarse un lugar preferente en el Reino de los Cielos, se gana con la renuncia de uno mismo para vivir la voluntad de Dios, que son los diez mandamientos de la Ley, y hay que cumplirlos con sacrificio de servicio, porque ser bueno y hacer el bien, cuesta, y hay que sacrificarse para cumplirlo, y puede hacerse, puede uno sacrificarse para ser mejor cada día. Empecemos hoy, no quejándote y valorando lo que Dios permite que tengas en tu vida, y siempre hay algo positivo en la vida de cada uno, porque, en tener vida, ya hay una oportunidad de mejorar.

No te quejes y tendrás paz.

Quéjate sólo y a solas, a Dios, y Dios te escuchará y te dará paz, además de la oportunidad de solucionar tus quejas; primero, aceptando tu realidad y dándote oportunidades para dar lo mejor de ti.

P. Jesús
© copyright