Saltar al contenido

24 de julio de 2019

Miércoles 24 de Julio de 2.019

Tiempo Ordinario /16º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 13, 1-9

La simiente de la Palabra de Dios

1Aquel día salió Jesús de casa y se sentó junto al mar. 2Se le acercaron numerosas muchedumbres. Él, subiendo a una barca, se sentó, quedando las muchedumbres sobre la playa, 3y Él les dijo muchas cosas en parábolas: Salió un sembrador a sembrar, 4y de la simiente, parte cayó junto al camino, y, viniendo las aves, la comieron. 5Otra cayó en un pedregal, donde no había tierra, y luego brotó, porque la tierra era poco profunda; 6pero, levantándose el sol, la agostó, y, como no tenía raíz, se secó. 7Otra cayó entre espinas, las cuales crecieron y la ahogaron. 8Otra cayó sobre tierra buena y dio fruto, una ciento, otra sesenta, otra treinta. 9El que tenga oídos, que oiga.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

La simiente de la Palabra de Dios

¿Dónde cayó en ti, la simiente de la Palabra de Dios?…

Que cuesta cumplirla, es cierto, pero tenemos los sacramentos.

Otra cosa es saber dónde cayó, saber si eres un buen discípulo de Dios, o se perdió la Palabra que el Verbo cumplió. Eso lo sabes tú.

Hay una buena noticia, y es que la Palabra de Dios se hace semilla en cada ocasión, así que, si antes no fructificó, ahora puede hacerlo, porque tú has preparado tu tierra con voluntad, la de aceptar la fe y dejar de pecar. ¡Vamos! ¡Arriba!

P. Jesús
© copyright