Saltar al contenido

25 de enero de 2020

Sábado 25 de Enero de 2.020

Tiempo Ordinario /2º  – Fiesta de la conversión de San Pablo, Apóstol

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Marcos 16, 15-18

Aparición a los once

15(Jesús se apareció a los once) y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura. 16El que creyere y fuere bautizado, se salvará; mas el que no creyere, se condenará. 17A los que creyeren les acompañarán estas señales: en mi nombre echarán los demonios, hablarán lenguas nuevas, 18tomarán en las manos las serpientes, y, si bebieren ponzoña, no les dañará; pondrán las manos sobre los enfermos, y estos se encontrarán bien.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Aparición a los once

Este evangelio que meditamos hoy, es tan necesario para los futuros santos. Eso que dicen algunos, incluso algunos católicos, de que hay que tener tanto y tanto respeto para las otras religiones, que en vez de proclamar el Evangelio, parece que hay que escuchar y aprender la otra religión, esto va contra la Palabra de Dios, que dice: “-Id al mundo entero y predicad el Evangelio a toda criatura. El que crea y sea bautizado se salvará, pero el que no crea se condenará”.

El respeto es siempre necesario, pero además tenemos que predicar el Evangelio. ¿Cómo hacerlo? Este será el tema del próximo mes. Ya os contaré, os mostraré cómo se vive la fe con respeto hacia uno mismo, hacia Dios y el prójimo, y lo comprenderéis todos, pero esto será el próximo mes.

Hoy quiero que quede claro que la fe se vive, y nuestra fe es el Evangelio, así que viviendo la fe con vuestra vida toda, por vuestras obras de fe, toda criatura la ve al veros, y la predicáis con el ejemplo por ser Palabra viva, por ser venida del Verbo, salida de Dios.

Sí, sé que vais entendiendo. Demos gracias a Dios, que con Él soy elocuente y a todos os doy ejemplo de mi fe cuando me leéis.

Proclama el Evangelio a toda criatura que te ve. Sé santo, sé santa. Vive al cien por cien tu fe, usa tus talentos, que Dios te ha dado. Amén.

P. Jesús
© copyright