Saltar al contenido

2 de enero de 2019

Miércoles 2 de Enero de 2.019

Tiempo de  Navidad/ 2º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 1, 19-28

Jesús es el Mesías

19Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos desde Jerusalén le enviaron sacerdotes y levitas para preguntarle: Tú, ¿quién eres? 20El confesó y no negó; confesó: No soy yo el Mesías. 21Le preguntaron: Entonces, ¿qué? ¿Eres Elías? El dijo: No soy. ¿Eres el Profeta? Y contestó: No. 22Dijéronle, pues: ¿Quién eres? para que podamos dar respuesta a los que nos han enviado. ¿Qué dices de ti mismo? 23Dijo: Yo soy la voz del que clama en el desierto: <<Enderezad el camino del Señor>>, según dijo el profeta Isaías. 24Los enviados eran fariseos, 25y le preguntaron, diciendo: Pues ¿por qué bautizas, si no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta? 26Juan les contestó diciendo: Yo bautizo en agua pero en medio de vosotros está uno a quien vosotros no conocéis, 27que viene en pos de mí, a quien no soy digno de desatar la correa de la sandalia. 28Esto sucedió en Betania, al otro lado del Jordán, donde Juan bautizaba.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Jesús es el Mesías

Lo dijo claramente Jesús, dijo que era el Mesías; ¿qué más necesitas?; anda, corre, cambia de vida, y entrégale a Jesús, Dios, todas tus palabras y obras que digas y hagas, y que sean llenas de amor, porque ¿por qué no amar?

No tengas miedo de los que teniendo miedo, no aman, ni se dejan amar. Tú sé un valiente y haz como Jesús, el Mesías, y ¡ama!, ama a tus semejantes y dales un abrazo desde el corazón, porque hay abrazos que son sólo pasión sin corazón; tú, tú abraza con el corazón; y me preguntas, “¿cómo se dan estos abrazos?, pues con la ternura misma de Dios, que ama a todos, buenos y malos, siendo Él, Bueno; tú, lo mismo, igual, ama a todos y déjalos ser como son, sean buenos o malos; tú ¡déjales ser como son!, dales tu ejemplo de amor a Dios y a ellos, por saber que Dios los ama como a ti.

¡Hermano de Cristo!, Dios, Jesús, el Mesías, quiere que le representes en toda tu vida. ¿Empiezas?; ¡vamos a ello!, adelante y pies en el suelo, es decir, sin fiarte de los malos, sino de Dios y de tu bondad en acción.

Llegan tiempos buenos de la mano del Papa Francisco. ¡Brindemos un “sí” grande a la vida, a tu vida!

P. Jesús

© copyright