Saltar al contenido

19 de mayo de 2020

Martes 19 de Mayo de 2.020

Tiempo Pascual/6º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 16, 5-11

Sin Jesús, Dios, estás triste

(Dijo Jesús a sus discípulos): 5Mas ahora voy al que me ha enviado, y nadie de vosotros me pregunta: ¿Adónde vas? 6Antes, porque os hablé estas cosas, vuestro corazón se llenó de tristeza.

7Pero os digo la verdad: os conviene que yo me vaya. Porque, si no me fuere, el Abogado no vendrá a vosotros; pero, si me fuere, os lo enviaré. 8Y al venir éste, amonestará al mundo sobre el pecado, la justicia y el juicio. 9De pecado, porque no creen en mí; 10de justicia, porque voy al Padre y no me veréis más; 11de juicio, porque el príncipe de este mundo está ya juzgado.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Sin Jesús, Dios, estás triste

Para recuperar tu alegría, para tener paz, ve a confesarte de tus pecados y faltas, porque todos pecáis; acéptalo y ve a confesar, y verás regresar a ti la paz y sentirás la alegría de vivir, porque el Consolador, Dios Espíritu Santo, al recibir tú la absolución de tus pecados por voz de un sacerdote católico, que tiene poder del mismo Dios para aliviarte de todo mal que hayas hecho y llenarte de la alegría de vivir, de tener vida para poder seguir viviendo y amando más y mejor a Dios.

Te lo digo, hijo de Dios: sin Jesús, Dios, estás triste, porque no recibes bien a Jesús, Dios, en la Comunión, si no te has confesado, arrepentido de tus pecados.

Acéptate como eres, y viendo tus pecados, ten dolor de ellos y ve a confesarlos, y luego estarás limpio, ¡como nuevo!, para empezar una y otra vez a hacer las cosas que hacías antes, pero mejor.

Un buen católico, cada día es mejor, hasta llegar a ser santo.

Nadie ha nacido santo, la santidad se alcanza gracias a muchas confesiones bien hechas, porque Dios perdona todo, a todos y siempre, si uno se confiesa ante un sacerdote católico.

Los protestantes no creen en la confesión ante un sacerdote católico, portador de las llaves de Pedro, que abre o cierra el Cielo, pero creen que pueden rezar unos por otros. ¿Cómo es que creen en la ayuda de la oración, pero no en la ayuda de los sacramentos?… meditadlo y veréis que Dios puede tener sacerdotes para que, a través de ellos, os perdone Dios mismo y os consuele Él mismo, Dios Espíritu Santo; y puede y acepta la oración de unos por otros, y como los muertos que van al Cielo, están vivos, puede Dios aceptar la intercesión de las oraciones que hacéis a los Santos pidiendo le digan a Dios lo que queréis de Dios mismo; y puede la Virgen María, Madre de Dios, que está en el Cielo, que es Santa, puede Ella interceder por tus cosas; Ella vive con Dios, es la Madre de Dios, la Esposa de Dios, la Hija de Dios, y es ¡Santa!

Hay una cosa que sabes bien, que sin Jesús, Dios, estás triste. ¿Piensas hacer algo para alegrar tu vida?… Acude a Dios en la confesión ante un sacerdote y ora a los santos para que intercedan por ti en lo que quieres de Dios, y sobre todo pide la intercesión de la Virgen María, porque ciertamente, verdaderamente, legalmente, es la Madre de Dios. ¡Vaya influencia tendrás rezándole a Ella!

P. Jesús
© copyright