Saltar al contenido

11 de octubre de 2018

Jueves 11 de Octubre de 2.018

Tiempo Ordinario /27º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 11, 5-13

El amigo

5Y les dijo (Jesús a los discípulos): Si alguno de vosotros tuviere un amigo y viene a él a medianoche y le dijera: <<Amigo, préstame tres panes, 6pues un amigo mío ha llegado de viaje y no tengo qué darle>>; 7y él, respondiendo de dentro, le dijese: <<No me molestes, la puerta está ya cerrada, y mis niños están ya conmigo en la cama, no puedo levantarme para dártelos>>.8Yo os digo que, si no se levanta y se los da por ser amigo suyo, a lo menos por su desvergüenza se levantará y le dará cuanto necesite. 9Os digo, pues: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá; 10porque quien pide recibe, y quien busca halla, y al que llama se le abre. 11¿Qué padre entre vosotros, si el hijo le pide un pan, le dará una piedra? ¿O, si le pide un pez, le dará, en vez del pez, una serpiente? 12¿O, si le pide un huevo, le dará un escorpión? 13Si vosotros, pues, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo piden?

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

El amigo

El amigo que debes de ser, es este amigo que se levanta a media noche y entrega su pan al amigo necesitado, al que le ha llegado una visita inesperada, la de otro amigo que viene de lejos.

Los religiosos, las religiosas, son el pan que reparte Dios, Jesús, el Amigo, al amigo que tiene un amigo que le ha venido de lejos y tiene hambre.

Tus amigos necesitan de tus amigos religiosos. Ten amigos religiosos, y siempre tendrás pan para los amigos que te visitarán, cuando tú ya no tengas alimento.

Todos tendríais que tener amigos que son religiosos-as, ¡todos! Las cosas os irían de otra manera, ¡mucho mejor! La vida, la vivirás con más fe, con más paz, si tienes amigos en algún convento. ¡Haz relación con vírgenes consagradas, con religiosos!; muchos santos se carteaban con personas que viven sólo para agradar a Dios, y eran de su agrado.

¡Hazme caso!, búscate una buena amistad, de verdad, y siempre tendrás pan para tus amigos.

Aunque no tengas tú, vocación a la vida religiosa, ten amigos-as que lo sean, y tu vida será mucho más maravillosa, verás cómo su buena influencia, te protege de muchos males de convivencia y de persecuciones diabólicas.

¡Hazme caso amigo-a, búscate un amigo que siempre tenga pan, el pan de la fe!

P. Jesús

© copyright