Saltar al contenido

10 de octubre de 2018

Miércoles 10 de Octubre de 2.018

Tiempo Ordinario /27º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 11, 1-4

¿Le debes algo a Dios?

1Acaeció que, hallándose Él (Jesús) orando en cierto lugar, así que acabó, le dijo uno de los discípulos: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñaba a sus discípulos. 2Él les dijo: Cuando oréis, decid: Padre, santificado sea tu nombre, venga tu reino; 3danos cada día el pan cotidiano; 4perdónanos nuestras deudas, porque también nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no nos pongas en tentación.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

¿Le debes algo a Dios?

Sí, ¡la vida!, si no fuera por Dios, no vivirías; Él, Dios Padre, te dio la vida, la gran oportunidad de vivir en la tierra, para vivir toda tu eternidad en el Reino Celestial.

Ser agradecido a Dios, es lo más importante para ti, para tu humildad, para tener una vida plena.

Agradecer a Dios la vida que te da, es necesario que lo hagas, porque te sentirás mejor, ya que al darle las gracias por tu vida, haces un acto de fe, de amor, de esperanza, de caridad.

Agradece a Dios que te haya dado la vida, la oportunidad, la fantástica oportunidad, de poder ir con Él para siempre, porque también, Dios mismo, Jesús, te da la salvación, por tu fe en Él, por vivir según su Ley, por usar de los sacramentos, por orar y sacrificarte por los demás, por todos esos que Dios ama tanto, TODOS.

Agradece a Dios tu vida, y serás humilde. Haz la prueba, acostúmbrate a dar, muchas veces al día, gracias a Dios; este acto de amor, te llenará de alegría, desaparecerá tu soledad y te sentirás con más fe, esperanza y caridad. ¡Haz la prueba!, y ya me dirás.

P. Jesús

© copyright