Saltar al contenido

1 de julio de 2020

Miércoles 1 de Julio de 2.020

Tiempo Ordinario/13º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 8, 28-34

Dios no atormenta a los buenos

28Llegado (Jesús) a la otra orilla, a la región de los gadarenos, le vinieron al encuentro, saliendo de los sepulcros, dos endemoniados, tan furiosos, que nadie podía pasar por aquel camino. 29Y le gritaron, diciendo: ¿Qué tenemos que ver contigo, Hijo de Dios? ¿Has venido aquí antes de tiempo para atormentarnos? 30Había lejos de ellos una numerosa piara de puercos paciendo, 31y los demonios le rogaban, diciendo: Si has de echarnos, échanos a la piara de puercos. 32Les dijo: Id. Ellos salieron y se fueron a los puercos, y toda la piara se lanzó por un precipicio al mar, muriendo en las aguas. 33Los porqueros huyeron, y, yendo a la ciudad, contaron lo que había pasado con los endemoniados. 34Toda la ciudad salió al encuentro de Jesús, y, viéndole, le rogaron que se retirase de sus términos.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Dios no atormenta a los buenos

Los buenos hallan en Dios la paz que necesitan, Dios no los atormenta, al contrario, su misericordia, que es infinita, los consuela.

Son los demonios, los endemoniados y los malos, los que se sienten atormentados por Jesús, el Hijo de Dios, porque Dios ama el bien y quiere que todos se salven, y el mal y los malos no quieren salvarse, quieren condenarse porque no aman a Dios. ¡En serio!, hay mala gente que no ama a Dios. ¡Cuidado con esos!, querrán llevarte con ellos a la condenación; la caridad es no apartarse de Dios.

P. Jesús
© copyright