Saltar al contenido

4 de abril de 2019

Jueves 4 de Abril de 2.019

Tiempo de cuaresma/4º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 5, 31-33.36-47

Si creyéseis a Moisés

(Dijo Jesús a los judíos): 31Si yo diera testimonio de mí mismo, mi testimonio no sería verídico; 32es otro el que de mí da testimonio, y yo sé que es verídico el testimonio que de mí da. 33Vosotros habéis mandado a preguntar a Juan, y él dio testimonio de la verdad. 36Pero yo tengo un testimonio mayor que el de Juan, porque las obras que mi Padre me dio hacer, esas obras que yo hago, dan en favor mío testimonio de que el Padre me ha enviado, 37y el Padre, que me ha enviado, ése da testimonio de mí. Vosotros no habéis oído jamás su voz, ni habéis visto su semblante, 38ni tenéis su palabra en vosotros, porque no habéis creído en aquel que Él ha enviado. 39Escudriñad las Escrituras, ya que en ellas creéis tener la vida eterna, pues ellas dan testimonio de mí, 40y no queréis venir a mí para tener la vida. 41Yo no recibo gloria de los hombres, 42pero os conozco y sé que no tenéis en vosotros el amor de Dios. 43Yo he venido en nombre de mi Padre, y vosotros no me recibís; si otro viniera usurpando mi nombre, le recibiríais. 44¿Cómo vais a creer vosotros, que recibís la gloria unos de otros y no buscáis la gloria que (procede) del único Dios? 45No penséis que vaya yo a acusaros ante mi Padre; hay otro que os acusará, Moisés, en quien vosotros tenéis puesta la esperanza;46porque, si creyerais en Moisés, creeríais en mí, pues de mí escribió él; 47pero, si no creéis en sus Escrituras, ¿cómo vais a creer en mis palabras?

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Si creyéseis a Moisés

Dice Jesús que Moisés escribió sobre Él, sobre Jesús de Nazaret, Hijo de Dios y de la Virgen María, carpintero de oficio, y Dios de naturaleza. Si tú creyeses lo que Moisés escribió sobre el Mesías, creerías en Jesús, en Dios, y ¿sabes qué?, tendrías fe.

Cuando uno tiene fe, es más que optimista; cuando uno tiene fe, las obras de la misma fe, le hacen creer más y mejor en el Mesías, el Salvador, porque la fe es viva, la fe no se desvanece con un bajón de entusiasmo, con la traición de los seres queridos, con la decepción de los amigos y conocidos, porque la fe deposita tu mirada y todas tus expectativas en Dios Padre, en Dios Hijo, en Dios Espíritu Santo, y sólo en Dios está la realidad, porque todo lo que hay, todo lo que ves, ¡tú mismo!, eres obra de Dios en Unidad. Si Dios no te quisiera, no estarías vivo, ni tan siquiera muerto. Tú vives, tú eres, tú existes, porque Dios quiere y quiso y te querrá para siempre, porque Dios, no da marcha atrás; Dios, cuando decide algo, es para siempre, así que tú eres para siempre, aunque te matases, aunque te matasen, aunque mueras; tú eres para siempre. ¡Ya existes!

Moisés, por siempre existe, Moisés, por siempre vive, ahora en el Cielo, antes, como tú, en este valle de lágrimas.

Si creyeras en lo que Moisés escribió, creerías en Jesús, tendrías fe, y tu fe te daría el equilibrio de vivir la vida, porque la vida vivida sin fe, desequilibra al hombre, a la persona. Tú, necesitas de fe para vivir bien, así que, pide la fe a Dios Padre, y lee lo que Moisés escribió de Dios Hijo, e imita a Jesús, que es Dios y hombre verdadero, tal y como dijo Moisés del Mesías, Dios y hombre verdadero.

Y, si no crees en Moisés, ¿cómo vas a creer en las Palabras de Dios, de Jesús? El que cree en los Evangelios, cree en el Antiguo Testamento, cree en que Jesús es el Mesías, y que el Mesías es Dios. Lee la Sagrada Biblia y ten fe.

P. Jesús

© copyright