Saltar al contenido

3 de junio de 2016

Viernes 3 de Junio de 2.016

Evangelio:

San Lucas 15, 3-7

La oveja perdida

Luk 15:3 Propuso Jesús a los fariseos y escribas esta parábola, diciendo:
Luk 15:4 “¿Quién habrá entre vosotros que, teniendo cien ovejas y habiendo perdido una de ellas, no deje las noventa y nueve en el desierto y vaya en busca de la perdida hasta que la halle?
Luk 15:5 Y, una vez hallada, la pone alegre sobre sus hombros,
Luk 15:6 y, vuelto a casa, convoca a los amigos y vecinos, diciéndoles: “Alegraos conmigo, porque he hallado mi oveja perdida”.
Luk 15:7 Yo os digo que en el cielo será mayor la alegría por un pecador que haga penitencia que por noventa y nueve justos que no necesitan de penitencia”.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944)

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

La oveja perdida

A ti, que te van a devorar los lobos, estas doctrinas falsas; a ti, que te has perdido, y  Jesús te llama; ¡a ti!

Lloro por ti…

Sabes del camino a Casa, a la Iglesia Santa, la única Iglesia, la de Dios, la Católica, Apostólica y Romana.

A ti, que sentencias al Papa con tu injusticia; a ti…

¡Cuidado!

¡Los lobos te están devorando!

¿Por qué no haces nada?

¡Jesús te llama!… Y tú te escondes entre la maleza; quieres seguir perdido; te parece que cumplir los mandamientos, no va para ti, que eres libre…

¡Corre! ¡¡Corre!!

Estás rodeado de lobos y te escondes del Buen Pastor. ¿Qué será de ti?, ¡¡hijo!! Tu Madre, la Virgen María, llora tanto por ti. Ven a secarle sus lágrimas, amando al Sagrado Corazón de quien te Ama y te salvó, Jesús de Nazaret. Acepta la fe, tu fe. De niño, creías.

¡¡Deja la lujuria!!

Oye la voz del Pastor, tu Dios.

Ve a tu Patria, el Cielo Eterno.

Ven a mis brazos, hijo, ¡hijo! ¿No ves que muero al verte morir por dentro? ¡Ven! Vayamos al confesonario. Regresa al Hogar. ¡Ven a mis brazos!

Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío. Digámoslo juntos, hijo… hija… ¡Ven!

Reconcíliate contigo mismo, confiesa tus pecados ante un sacerdote católico.

P. Jesús

© copyright