Saltar al contenido

1 de marzo de 2020

Domingo 1 de Marzo de 2.020

Tiempo Cuaresma/1º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 4, 1-11

“No sólo de pan vivirá el hombre”

1Entonces fue llevado Jesús por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo. 2Y, habiendo ayunado cuarenta días y cuarenta noches, al fin tuvo hambre.3Y acercándose el tentador, le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. 4Pero él respondió, diciendo: Escrito está: <<No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios>>. 5Llevóle entonces el diablo a la ciudad santa, y, poniéndole sobre el pináculo del templo, 6le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate de aquí abajo, pues escrito está: <<A sus ángeles encargará que te tomen en sus manos para que no tropiece tu pie contra una piedra>>. 7Díjole Jesús: También está escrito: <<No tentarás al Señor tu Dios>>. 8De nuevo le llevó el diablo a un monte muy alto, y mostrándole todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, 9le dijo: Todo esto te daré si de hinojos me adorares. 10Díjole entonces Jesús: Apártate, Satanás, porque escrito está: <<Al Señor tu Dios adorarás y a Él solo darás culto>>. 11Entonces el diablo le dejó, y llegaron ángeles y le servían.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

“No sólo de pan vivirá el hombre”

Dios sabe que tienes necesidad de ganarte la vida, de prosperar económicamente, de proveer para ti y tu familia, y cubrir vuestras necesidades; por eso tienes que recordar, tienes que saber, si no lo sabes, que no sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que procede de la boca de Dios. Y Dios habla, por eso hay vida, por eso existes y eres, porque Dios pronunció y pronuncia tu nombre; vives, porque vives en Dios. Todo lo creado existe, porque Dios le dio vida; y a los ángeles y a los hombres, les hizo libres, ¡tú eres libre!; entonces, únete al que te da y te dio la vida, y habla con Él, reza, porque la oración lo puede todo; la oración es primero que el pan; por la oración a Dios, tienes y tendrás pan. Reza y vive, unido al que da toda vida: Dios, Jesús, el que venció a la muerte, por dejarse matar por ti, ¡por todos!

Come el pan de la Palabra, y pide al Verbo, a Jesús, y por Jesús, tu pan de cada día, tu alimento del cuerpo y del alma, y vive dando de comer todo pan, al que necesita de la Palabra de Dios, con tu ejemplo de vida santa.

¡Vive!

P. Jesús
© copyright