Saltar al contenido

2 de marzo de 2018

Viernes 2 de Marzo de 2.018

2.º de Cuaresma

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 21, 33-43.45-46

Hay quien compra y otros roban

33Dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: Oíd otra parábola: Un padre de familia plantó una viña, la rodeó de una cerca, cavó en ella un lagar, edificó una torre y la arrendó a unos viñadores, partiéndose luego a tierras extrañas. 34Cuando se acercaba el tiempo de los frutos, envió a sus criados a los viñadores para percibir su parte. 35Pero los agricultores, agarrando a los siervos, a uno le golpearon, a otro lo mataron, a otro le apedrearon. 36De nuevo les envió otros siervos en mayor número que los primeros, e hicieron con ellos lo mismo. 37Finalmente, les envió a su hijo, diciendo: Respetarán a mi hijo. 38Pero los agricultores, cuando vieron al hijo, se dijeron: Es el heredero; vamos a matarle, y tendremos su herencia. 39Y, agarrándole, le sacaron fuera de la viña y le mataron. 40Cuando venga, pues, el amo de la viña, ¿qué hará con estos viñadores? 41Le respondieron: Hará perecer de mala muerte a los malvados y arrendará la viña a otros viñadores que le entreguen los frutos a su tiempo. 42Jesús les respondió: ¿No habéis leído alguna vez en las Escrituras: <<La piedra que los edificadores habían rechazado, ésa fue hecha cabeza de esquina; del Señor viene esto, y es admirable a nuestros ojos>>?
43Por eso os digo que os será quitado el reino de Dios y será entregado a un pueblo que rinda sus frutos. 45Oyendo los príncipes de los sacerdotes y los fariseos sus parábolas entendieron que de ellos hablaba, 46y, queriendo apoderarse de Él, temieron a la muchedumbre, que le tenía por profeta.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Hay quien compra y otros roban

Dios compró tu vida, ¡a un alto precio!, murió por ti para regalarte la vida eterna en el Reino de la felicidad sin fin. Pero hay otros, que les molesta que tus días estén cargados de esperanza, de confianza en el mañana, y que seas capaz de afrontar tus angustias de hoy, gozoso de saber toda la alegría que te aguarda. Y esos van diciendo por ahí, que no pienses en ese futuro, ¡que está lejos!; quieren que te consumas como un niño al que le hacen “bulling” para que se someta a sus caprichos, para que coja miedo a la vida y haga de marioneta en manos de los que llenan sus bolsillos con sus ideas, que le dicen que son de niño. Hay unos cuantos que van de adultos y abusan de la buena fe. Pero la bondad sóla, ¡no basta!, necesita de Dios, necesita de su unión con Dios; sólo así, unido a Dios, podrás seguir siendo un niño de corazón valiente, que a nada ni a nadie teme, porque sabe que Dios lo Ama.

Entérate bien, Dios te Ama, sí, ¡a ti!

P. Jesús

© copyright