Saltar al contenido

Evangelios noviembre 2016 - 3. página

2 de noviembre de 2016

Miércoles 2 de Noviembre de 2.016

Evangelio:

San Juan 14, 1-6

Jesús, Dios, sabe cómo es el Reino de Dios

Joh 14:1 Dijo Jesús a sus discípulos: «No se turbe vuestro corazón. Creéis en Dios: creed también en mí.
Joh 14:2 En la casa de mi Padre hay muchas mansiones; si no, os lo habría dicho; porque voy a prepararos un lugar.
Joh 14:3 Y cuando haya ido y os haya preparado un lugar, volveré y os tomaré conmigo, para que donde esté yo estéis también vosotros.
Joh 14:4 Y adonde yo voy sabéis el camino.»
Joh 14:5 Le dice Tomás: «Señor, no sabemos a dónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?»
Joh 14:6 Le dice Jesús: «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944)

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Jesús, Dios, sabe cómo es el Reino de Dios

Hay un lugar para ti en el Reino de Dios; Jesús  no miente, y dijo que hay un lugar para ti. Y lo hay, porque Él, Jesús, Dios, pagó en sí mismo, con su sufrimiento y muerte en  la Cruz, tu ida al Reino de Dios, porque Dios Padre te quiere allí, y Dios Hijo, por amor, pagó tu lugar.

¡No lo desaproveches!, porque está allí, justo a tu medida, para ti, y para ése, y el otro, y… y para todos.

Confía en Dios, Jesús, y cree todo lo que dijo; su Palabra es Palabra de Dios, y Dios no engaña, Dios siempre hace el bien, como tú puedes hacerlo y querrás hacerlo, si te interesa ir al Cielo.

Eso debe ser lo más importante para ti, tu lugar en el Cielo; Dios te lo da, pero tú, tú tienes que decidir ir, y demostrar tu voluntad de desear este lugar, con las obras de tu fe. Cuantas más obras buenas, más lindo y maravilloso será tu lugar en el Cielo.

Piensa en ir al Cielo, desea ir al Cielo, vive para ir al Cielo; y en el Cielo seguirás viviendo, pero allí YA PARA SIEMPRE FELIZ.

¿Quieres ser feliz?; trabaja, vive para ir al Cielo con Jesús, con Dios, junto a la Virgen María, Madre de Dios y tuya.

Dios no engaña, Jesús no miente, y dijo que hay muchas moradas en el Reino de su Padre, y una es para ti. ¿La quieres?… es gratis, Dios ya la pagó por ti, sólo tienes que aceptarla y mantenerte fiel a Él, a Cristo, imitándole en todo y disfrutando de la Esperanza de tu fe.

Vive feliz y confiado, porque si estás bautizado, si oras, rezas, y usas de los sacramentos, cumpliendo con los mandamientos, eres tú uno de los bienaventurados. ¡Alegría!

Tu lugar en el Cielo, existe, es precioso, maravilloso, y, ¡es tuyo!, es para ti.

Piensa en él, es este lugar donde vivirás para siempre, por el hecho de ser bautizado, por vivir tu fe y ser siempre bueno, y haciendo el bien, muestras a los demás la realidad de tu fe católica, la de que cada hijo de Dios, tiene una morada en el Reino del Padre, allí donde estarás en familia, PARA SIEMPRE.

Vive feliz y disfruta de la dicha de tu fe, de saber que la vida continúa y tienes un lugar para ti, real y verdadero, en el Cielo.

¡Viva la Fe!; ¡pásala!

P. Jesús

© copyright