Saltar al contenido

9 de mayo de 2020

Sábado 9 de Mayo de 2.020

Tiempo Pascual/4º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 14, 7-14

Dios Uno y Trino

(Dijo Jesús a sus discípulos): 7Si me habéis conocido, conoceréis también a mi Padre. Desde ahora le conocéis y le habéis visto. 8Felipe le dijo: Señor, muéstranos al Padre y nos basta. 9Jesús le dijo: Felipe, ¿tanto tiempo ha que estoy con vosotros y no me habéis conocido? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo dices tú: Muéstranos al Padre? 10¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os digo, no las hablo de mí mismo; el Padre, que mora en mí, hace sus obras. 11Creedme, que yo estoy en el Padre y el Padre en mí; a lo menos creedlo por las obras.

12En verdad, en verdad os digo que el que cree en mí, ése hará también las obras que yo hago, y las hará mayores que éstas, porque yo voy al Padre; 13y lo que pidiereis en mi nombre, eso haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo; 14si me pidiereis alguna cosa en mi nombre, yo la haré.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Dios Uno y Trino

Un mismo Amor, una misma Voz, una misma Palabra y el mismo deseo, que tú, libremente y consecuentemente, ames a Dios, Uno y Trino.

Cree en las palabras de Jesús, Dios, y disfruta de la vida, esta vida tuya que cambia, si tienes en ti el amor de Dios, o si lo rechazas.

Se rechaza el amor de Dios, por la duda, por la voluntad de apartarse de Él, de Dios; ¿cómo?, pecando en vez de amarlo.

Ama a Dios sobre todas las cosas y disfruta de la vida, porque la vida va de amor, del amor con que Dios te ama.

Si tienes el amor de Dios, y lo tienes si lo aceptas, y lo aceptas si no pecas, si acudes a confesarte y aprendes a renunciar al pecado por el amor de Dios, y teniéndolo, amas a Dios y te amas y amas a tus semejantes, tu vida cambia, porque tu vida va de amor, del amor de Dios, que te da y tu aceptas.

Si no aceptas el amor de Dios, lo demuestras pecando. Si lo aceptas, lo demuestras amando.

Esta es la fe, amar y no pecar.

Ten fe y grita dentro de ti: ¡viva la libertad!

Sé libre para amar y ser amado por Dios.

Sigue viviendo y vive con amor.

P. Jesús
© copyright