Saltar al contenido

9 de junio de 2020

Martes 9 de Junio de 2.020

Tiempo Ordinario/10º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 5, 13-16

Sal, ¡No te vuelvas sosa!

(Dijo Jesús a sus discípulos): 13Vosotros sois la sal de la tierra; pero, si la sal se desvirtúa, ¿con qué se la salará? Para nada aprovecha ya, sino para tirarla y que la pisen los hombres.

14Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse ciudad asentada sobre un monte. 15Ni se enciende una lámpara y se la pone bajo el celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a cuantos hay en la casa. 16Así ha de lucir vuestra luz ante los hombres, para que, viendo vuestras buenas obras, glorifiquen a vuestro Padre, que está en los cielos.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Sal, ¡No te vuelvas sosa!

Ay, ay, ay…
Eres sal, ¡no me seas sal sosa!

¡Anímate!, sal de esta apatía espiritual, porque Dios te necesita para dar de la alegría de tu fe al mundo, que aún duda en dar a Dios la oportunidad de amarlos.

Dios ama a todos, y a todos se lo quiere demostrar, a todos les quiere mostrar cómo te ama, para que viéndolo, los demás quieran ser amados por Dios, como Dios te ama a ti.

Vive una vida de Gracia Santificante, para ser la sal buena, para ser la luz que alumbra. Piensa que tu fe no es sólo para ti, tiene que servir también para que otros crean y, como tú, se salven por las obras de la fe.

P. Jesús
© copyright