Saltar al contenido

8 de septiembre de 2018

Sábado 8 de Septiembre de 2.018

Tiempo Ordinario /22º -Fiesta de la natividad de la Bienaventurada Virgen María

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 1, 1-6. 12-16. 18-23

Tu genealogía y tu descendencia

1Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham: 2Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, Jacob a Judá y a sus hermanos; 3Judá engendró a Fares y a Zara en Tamar; Fares engendró a Esrom, Esrom a Aram; 4Aram a Aminadab, Aminadab a Naasón, Naasón a Salmón, 5Salmón a Booz de Rahab; Booz engendró a Obed en Rut, Obed engendró a Jesé, 6Jesé engendró al rey David, David a Salomón en la mujer de Urías; (…) 12Después de la cautividad de Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, Salatiel a Zorobabel, (…) 13Zorobabel a Abiud, Abiud a Eliacim, Eliacim a Azor, 14Azor a Sadoc, Sadoc a Aquim, Aquim a Eliud, 15Eliud a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob, 16y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.

18La concepción de Jesucristo fue así: Estando desposada María, su madre, con José, antes de que conviviesen, se halló haber concebido María del Espíritu Santo. 19José, su esposo, siendo justo, no quiso denunciarla y resolvió repudiarla en secreto. 20Mientras reflexionaba sobre esto, he aquí que se le apareció en sueños un ángel del Señor y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir en tu casa a María, tu esposa, pues lo concebido en ella es obra del Espíritu Santo. 21Dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús, porque salvará a su pueblo de sus pecados. 22Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que el Señor había anunciado por el profeta, que dice:

23<<He aquí que una virgen concebirá y parirá un hijo, Y se le pondrá por nombre Emmanuel>>, que quiere decir <<Dios con nosotros>>.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Tu genealogía y tu descendencia

Estás en este mundo, porque has venido a él por el hecho de que un hombre y una mujer te engendró, y continuará la vida, en parte, por tu descendencia, si es que te casas, si es que tienes hijos.

Si las personas no tienen hijos, el Mundo cada vez será menos poblado, y la vida del hombre irá terminando, por no haber descendencia.

Todos tenéis un deber que cumplir con la vida, y según vuestra vocación.

¡La vida debe de continuar!

Tienes que ser responsable; eres de la especie humana, que tiene que cuidar del Mundo, deber sagrado que Dios dio al hombre, a la persona.

¡Cuida de la Tierra!

Te debes a tu genealogía, a tu descendencia, o a la descendencia que otros dan, porque la Tierra es el hogar de las personas, de los hombres a los que Dios creó y se la dio, para que viviendo en ella, la cuidaran y utilizaran de ella, de la madre Tierra y todo lo que contiene, para tener una vida digna, una vida humana.

Pocos se dan cuenta de que el mundo necesita de cada uno, sí, de ti.

¡Entérate!, la Tierra te pertenece para cuidarla y hacerla habitable, y que reine en ella la paz, la concordia y la libertad en el bien.

Piénsalo, oh hijo-a de Dios.

P. Jesús

© copyright