Saltar al contenido

7 de octubre de 2018

Domingo 7 de Octubre de 2.018

Tiempo Ordinario /27º -Ntra. Sra. La Virgen del Rosario

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Marcos 10, 2-16

La cuestión del divorcio

2Llegándose unos fariseos, le preguntaron (a Jesús), tentándole, si es lícito al marido repudiar a la mujer. 3Él respondió y les dijo: ¿Qué os ha mandado Moisés? 4Contestaron ellos: Moisés manda escribir el libelo de repudio y despedirla. 5Díjoles Jesús: Por la dureza de vuestro corazón os dio Moisés esta ley; 6pero al principio de la creación los hizo Dios varón y hembra; 7por esto dejará el hombre a su padre y su madre, 8y serán los dos una sola carne. De manera que no son dos, sino una sola carne.9Lo que Dios juntó, no lo separe el hombre. 10Vueltos a casa, de nuevo le preguntaron sobre esto los discípulos; 11 y les dijo: El que repudia a su mujer y se casa con otra, adultera contra aquélla; 12y si la mujer repudia al marido y se casa con otro, comete adulterio.

13Presentáronle unos niños para que los tocase, pero los discípulos los reprendían. 14Viéndolo Jesús, se enojó y les dijo: Dejad que los niños vengan a mí y no los estorbéis, porque de los tales es el reino de Dios. 15En verdad os digo, quien no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él. 16Y abrazándolos, los bendijo imponiéndoles las manos.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

La cuestión del divorcio

El amor, si no es para siempre, no es legal, porque cuando se aman un hombre y una mujer, se unen para siempre, tal y como lo estableció Dios, para el bien de la persona integral y de los hijos de los dos.

Antes de casarte, piénsalo bien, y luego, es para siempre. Dios no quiere que sufras, Dios te quiere feliz, y la felicidad está en la fidelidad.

P. Jesús

© copyright