Saltar al contenido

7 de junio de 2016

Martes 7 de Junio de 2.016

Evangelio:

San Mateo 5, 13-16

Misión de los discípulos en la tierra

Mat 5:13 Dijo Jesús a sus discípulos: “Vosotros sois la sal de la tierra; pero, si la sal se desazona, ¿con qué se salará? Para nada aprovecha ya, sino para tirarla y que la pisen los hombres.
Mat 5:14 Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad asentada sobre un monte.
Mat 5:15 Ni se enciende una lámpara y se la pone bajo el celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a cuantos hay en la casa.
Mat 5:16 Así ha de lucir vuestra luz ante los hombres, para que, viendo vuestras buenas obras, glorifiquen a vuestro Padre, que está en los cielos”.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944)

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Misión de los discípulos en la tierra

Ya no eres sal, ya no das luz, eres como la higuera que no da frutos y Jesús maldijo y se secó.

Dicen que Dios se lleva de este mundo a los que ya están en su mejor momento. ¿Qué pasará entonces contigo, que has ido de mal en peor? Ya no das luz, ya no eres sal que sala.

¿Vendrá para ti la muerte? ¿De qué te sirve vivir, si no le das fruto a Dios, si entorpeces su Labor?

Puede que llegue tu muerte, hoy, ahora, quizás mañana.

Dime, tú que lo sabes todo, dime: ¿Hasta cuando vas a vivir en este mundo? Si no sabes esto, no vayas de dios, porque no eres Dios.

P. Jesús

© copyright