Saltar al contenido

7 de enero de 2019

Lunes 7 de Enero de 2.019

Tiempo de  Navidad/ 3º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 4, 12-17.23-25

Jesús en Galilea

12Habiendo oído (Jesús) que Juan había sido preso, se retiró a Galilea. 13Dejando a Nazaret, se fue a morar en Cafarnaúm, ciudad situada a orillas del mar, en los términos de Zabulón y Neftalí, 14para que se cumpliese lo que anunció el profeta Isaías, que dice:

15<< ¡Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles! 16El pueblo que habitaba en tinieblas vio una gran luz, y para los que habitaban en la región de mortales sombras, una luz se levantó>>.

17Desde entonces comenzó Jesús a predicar y a decir: Arrepentíos, porque se acerca el reino de Dios.

23Recorría toda la Galilea, enseñando en las sinagogas, predicando el evangelio del reino y curando en el pueblo toda enfermedad y toda dolencia. 24Extendiéndose su fama por toda la Siria, y le traían a todos los que padecían algún mal, a los atacados de diferentes enfermedades y dolores y a los endemoniados, lunáticos, paralíticos, y los curaba. 25Grandes muchedumbres le seguían de Galilea y de la Decápolis, y de Jerusalén y de Judea, y del otro lado del Jordán.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Jesús en Galilea

Isaías, profeta de Dios. Algunos, sin ser profetas, quieren profetizar diciendo que tú puedes ser santo-a y que no lo serás jamás. ¡Esos falsos profetas no dicen la verdad!, porque si uno quiere ser santo-a, sólo tiene que imitar a Cristo de verdad, y pidiendo a Dios Padre, en el nombre y la persona de Jesús, su Hijo, Hijo de Dios, la fe, Dios se la dará, porque Dios es un buen padre, y a quien le pide un pez no le da una serpiente; eso lo hacen los que quieren suplir a Dios, esos que tanto abundan hoy en día, que practican el esoterismo y dicen saberlo todo, como si fueran profetas, pero nada sale como han dicho, porque otros rezan y la oración santa a Dios, lo puede todo, mucho más que todo lo que hacen y dicen los falsos profetas, esos que practican la magia blanca o negra. ¿Para qué quieres saber, si Dios lo cambia todo con la oración? Cambia tu vida orando, sé santo-a.

P. Jesús

© copyright