Saltar al contenido

6 de octubre de 2019

Domingo 6 de Octubre de 2.019

Tiempo Ordinario /27º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 17, 5-10

Siervos inútiles ante el Señor

5Dijeron los apóstoles al Señor: Acrecienta nuestra fe. 6Dijo el Señor: Si tuvierais fe tanta como un grano de mostaza, diríais a este sicómoro: Desarráigate y trasplántate en el mar, y él os obedecería.

7¿Quién de vosotros, teniendo un siervo arando o apacentando el ganado, al volver él del campo le dice: Pasa en seguida y siéntate a la mesa, 8y no le dice más bien: Prepárame la cena, cíñete para servirme hasta que yo coma y beba, y luego comerás y beberás tú? 9¿Deberá gratitud al siervo porque hizo lo que se le había ordenado? 10Así también vosotros, cuando hiciereis estas cosas que os están mandadas, decid: Somos siervos inútiles; lo que teníamos que hacer, eso hicimos.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Siervos inútiles ante el Señor

Si no tienes suficiente fe, no eches la culpa a Dios de lo que no has pedido a Dios Padre en nombre de Jesús y no se te ha dado, precisamente por no haberlo pedido. Tú pide, ¡pide!, y verás maravillas ocurrir en tu vida. Y tus hijos se saciarán de las obras de tu fe, y reiréis contentos, gozosos de haber confiado en Aquel que todo lo puede, incluso lo que, estadísticamente, dicen que es imposible; pero ¿Qué es imposible para Dios?, Nada. Y nada es imposible para el hombre de fe, y sus oraciones son cumplidas porque la voluntad del Padre es que tú creas, es que se aumente tu fe y la esperanza de los hijos que ven tu fe, y por tu fe aumentas su fe y piden como tú pediste y recibiste.

Alégrate de tener un Dios que es Padre.

Y tú, ¡tú! pide. Sé hombre de fe, por tener un Dios que es Padre, ¡tu Padre también! ¡Pide!

P. Jesús
© copyright