Saltar al contenido

5 de agosto de 2019

Lunes 5 de Agosto de 2.019

Tiempo Ordinario /18º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 14, 13-21

Seguir a Dios a pie

13A esta noticia (la muerte de Juan el Bautista), Jesús se alejó de allí en una barca a un lugar desierto, y apartado, y habiéndolo oído las muchedumbres, le siguieron a pie desde las ciudades. 14Al desembarcar vio una gran muchedumbre, y se compadeció de ella, y curó a todos sus enfermos. 15Llegada la tarde, se le acercaron los discípulos, diciéndole: El lugar es desierto y es ya tarde; despide, pues, a la muchedumbre para que vayan a las aldeas y se compren alimentos. 16Jesús les dijo: No tienen necesidad de ir; dadles vosotros de comer. 17Pero ellos le respondieron: No tenemos aquí sino cinco panes y dos peces. 18Él les dijo: Traédmelos acá. 19Y, mandando a la muchedumbre que se recostara sobre la hierba, tomó los cinco panes y los dos peces y, alzando los ojos al cielo, bendijo y partió los panes y se los dio a los discípulos, y éstos a la muchedumbre. 20Y comieron todos y se saciaron, y recogieron de los fragmentos sobrantes doce cestos llenos, 21siendo los que habían comido unos cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Seguir a Dios a pie

Todos pueden seguir a Dios; no necesita nadie, nada más que a sí mismo; y eso, tú, tú te tienes a ti mismo; ¡claro que sí!, eres libre.

La voluntad es lo que tenían todos los que caminaban para ir al encuentro de Jesús, y si ellos no podían, otros los llevaban en camillas; porque la fe es servicio para ir al encuentro de Cristo, ¡el Amado!, el que te ama para siempre, como eres, como seas y serás; que sepas que tienes el amor de Dios. Paz.

P. Jesús
© copyright