Saltar al contenido

4 de octubre de 2019

Viernes 4 de Octubre de 2.019

Tiempo Ordinario /26º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 10, 13-16

¡Ay de ti!

(Dijo Jesús): 13¡Ay de ti, Corazeín! ¡Ay de ti, Betsaida! Que si en Tiro y en Sidón hubieran sido hechos los milagros que en vosotras se han hecho, tiempo ha que en saco y sentados en ceniza hubieran hecho penitencia. 14Pero Tiro y Sidón serán más toleradas que vosotras en el juicio. 15Y tú, Cafarnaúm, ¿te levantarás hasta el cielo? Hasta el infierno serás abatida. 16El que a vosotros oye, a mí me oye, y el que a vosotros desecha, a mí me desecha, y el que me desecha a mí, desecha al que me envió.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

¡Ay de ti!

Todo aquel que ha recibido la ayuda de Dios, y lo sabe, y no la valora, sino que es como si se hubiera olvidado de ella, de que Dios le ayudó y lo ama, éste que no hace penitencia ni ora, que se da a la lujuria y al desorden, y se olvida de cumplir la Ley de Dios, ¡ay de ti!; ¿qué será de ti en tu última hora?; ¿a dónde irás a residir después de tu muerte?; si no vas al Cielo, ¿qué te esperará?, ¡el Infierno!

Acuérdate de lo mucho que Dios te ama, y que tú lo amaste en alguna ocasión, cuando lo necesitabas, y su ayuda no te faltó. ¡Ay de ti!

Reacciona y compórtate como una persona que conoció a Dios y no le olvidó; ¡no te olvides de Dios!, porque Él te ama y jamás se olvida de ti, siempre te observa y espera, espera que recuerdes sus favores y hagas penitencia por tus pecados. ¡No peques más!, vive la caridad.

Dios te ama y te observa, ¡y te espera!, espera que abraces la fe y la lleves como bandera, si no, ¡ay de ti!

P. Jesús
© copyright