Saltar al contenido

4 de junio de 2020

Jueves 4 de Junio de 2.020

Tiempo Ordinario/9º -Fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 26, 36-42

Orar siempre

36Entonces vino Jesús con ellos (sus discípulos) a un lugar llamado Getsemaní y les dijo: Sentaos aquí mientras yo voy allá a orar. 37Y tomando a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a entristecerse y angustiarse. 38Entonces les dijo: Triste está mi alma hasta la muerte; quedaos aquí y velad conmigo. 39Y adelantándose un poco, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí este cáliz; sin embargo, no se haga como yo quiero, sino como quieres tú. 40Y viniendo a los discípulos, los encontró dormidos, y dijo a Pedro: ¿De modo que no habéis podido velar conmigo una hora? 41Velad y orad para no accedáis a la tentación; el espíritu está pronto, pero la carne es flaca.42De nuevo, por segunda vez, fue a orar, diciendo: Padre mío, si esto no puede pasar sin que yo lo beba, hágase tu voluntad.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Orar siempre

No te quejes, ora siempre.
No critiques, ora siempre.
No te vendas, ora siempre.
No odies, ora siempre.
No tengas rencor, ora siempre.
No sientas pena de ti mismo, ora siempre.
No te des por vencido, ora siempre.
No pierdas la fe, ora siempre.
No pienses que algo es imposible, ora siempre.
No te desanimes, ora siempre.
No te deprimas, ora siempre.
No peques, ora siempre.

Confía en la oración, y ora siempre; es uno de los mejores consejos que puedo darte, y es uno de los mejores consejos que tú puedes dar a otros, la oración.

Ora siempre.

P. Jesús
© copyright