Saltar al contenido

4 de enero de 2019

Viernes 4 de Enero de 2.019

Tiempo de  Navidad/ 2º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 1, 35-42

Donde vive el sacerdote

35Al día siguiente, otra vez, hallándose Juan con dos de sus discípulos, 36fijó la vista en Jesús, que pasaba, y dijo: He aquí el Cordero de Dios. 37Los dos discípulos que le oyeron, siguieron a Jesús. 38Volvióse Jesús a ellos, viendo que le seguían, y les dijo: ¿Qué buscáis? Dijéronle ellos: Rabí, que quiere decir Maestro, ¿dónde moras? 39Les dijo: Venid y ved. Fueron, pues, y vieron dónde moraba, y permanecieron con Él aquel día. Era como la hora décima. 40Era Andrés, el hermano de Simón Pedro, uno de los dos que oyeron a Juan y le siguieron. 41Encontró él luego a su hermano Simón y le dijo: Hemos hallado al Mesías, que quiere decir el Cristo. 42Le condujo a Jesús, que, fijando en él la vista, dijo: Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú serás llamado Cefas, que quiere decir Pedro.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Donde vive el sacerdote

El sacerdote diocesano, vive cerca de la Parroquia que el Obispo le ha encomendado, y por un tiempo limitado, porque el sacerdote, como Cristo, no tiene un lugar fijo, no tiene una casa suya, sino que va donde le mandan, y obedece siempre, porque sabe, por fe, que allí donde vaya, es el lugar donde Dios lo quiere tener, donde podrá hacer tanto bien, donde podrá salvar almas y ayudar a las personas a hallar la fe, a Dios crucificado, a Dios redentor, a Cristo, Rey y Señor.

P. Jesús

© copyright