Saltar al contenido

4 de diciembre de 2019

Miércoles 4 de Diciembre de 2.019

Tiempo Adviento /1º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 15, 29-37

Jesús curó y dio de comer

29Partiendo de allí, vino Jesús cerca del mar de Galilea, y, subiendo a una montaña, se sentó allí. 30Se le acercó una gran muchedumbre, en la que había cojos, mancos, ciegos, mudos y muchos otros, que se echaron a sus pies y los curó. 31La muchedumbre se maravillaba viendo que hablaban los mudos, los mancos sanaban, los cojos andaban y veían los ciegos. Y glorificaban al Dios de Israel.

32Jesús llamó a sí a sus discípulos y dijo: Tengo compasión de la muchedumbre, porque ha ya tres días que están conmigo y no tienen qué comer; no quiero despedirlos ayunos, no sea que desfallezcan en el camino. 33Los discípulos le contestaron: ¿De dónde vamos a sacar en el desierto tantos panes para saciar a tanta muchedumbre? 34Díjoles Jesús: ¿Cuántos panes tenéis? Ellos contestaron: Siete y algunos pececillos. 35Y mandando a la muchedumbre que se recostara en tierra, 36tomó los siete panes y los peces, y, dando gracias, los partió y se los dio a los discípulos, y éstos a la muchedumbre. 37Y comieron todos y se saciaron, y se recogieron de los pedazos que quedaron siete espuertas llenas.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Jesús curó y dio de comer

A la gente del mundo, a la muchedumbre que se acercó a Jesús, Dios, y tuvieron fe, por su fe los sanó y les dio de comer. Maravilloso es Dios en sus delicadezas para los que se acercan a Él con fe; son de sanación, de una nueva vida, y de alimento y ayuda para empezar la misma.

Tú, dime, ¿por qué aún no amas a Jesús, Dios, de tal manera que acudas a Él y le pidas una vida nueva? No me vengas con excusas; puedes empezar una vida nueva, dejando el rencor, tus ansias de venganza, y poniendo amor, caridad, en todo lo que haces, piensas y hablas.

Amigo, te hace mal tu vida, tienes que cambiar pero ya de ya; renuncia al pecado, apártate del corrupto, y empieza una nueva vida, haciendo con ella un mundo mejor. Que el año 2020 sea el principio de tu felicidad; ya basta de estar triste, de pensar tanto en los demás, en estos que te han dañado con sus pecados, con su corrupción. Busca un lugar donde puedas realizar un cambio mejor a tu vida, donde los pecados de los corruptos, no te hagan sentir mal. ¡Vuela!; no eres gallina, eres un águila.

Jesús te cura y te da de comer; deja lo malo y haz el bien.

P. Jesús
© copyright