Saltar al contenido

3 de noviembre de 2018

Sábado 3 de Noviembre de 2.018

Tiempo Ordinario /30º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 14, 1.7-11

El que se humilla será enaltecido

1Habiendo entrado (Jesús) en casa de uno de los principales fariseos para comer en día de sábado, le estaban observando. 7Decía a los invitados una parábola, observando cómo escogían para sí los primeros puestos: 8Cuando seas invitado a una boda, no te sientes en el primer puesto, no sea que venga otro más honrado que tú, invitado por el mismo, 9y, llegando el que al uno y al otro os invitó, te diga: <<Cede a éste tu puesto>>, y entonces, con vergüenza, vayas a ocupar el último lugar. 10Cuando seas invitado, ve y siéntate en el postrer lugar, para que, cuando venga el que te invitó, te diga: <<Amigo, sube más arriba>>. Entonces tendrás gran honor en presencia de todos los comensales, 11porque el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

El que se humilla será enaltecido

No te creas tan santo, ¡no lo eres! De serlo, no te creerías santo, no te creerías tanto.

Aprende a servir y, cuando sirvas y no seas servido, entonces, podremos empezar a ver que eres un buen discípulo de Cristo, pero para además ser santo, te lo diré bien claro, para serlo, tu vista sólo debe estar en el Cielo y en nada terreno; mientras esperes aplausos, buenas críticas y primeros sitios… no estás en la lista de los que pueden subir a los altares. Deja de arrastrarte y alza tu mirada al que verdaderamente te ama: Dios de Cielos y Tierra, Jesucristo.

P. Jesús

© copyright