Saltar al contenido

29 de agosto de 2018

Miércoles 29 de Agosto de 2.018

Tiempo Ordinario /21º – Martirio de San Juan Bautista

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Marcos 6, 17-18.21-29

La Verdad

17Herodes había enviado a prender a Juan y le había encadenado en la prisión a causa de Herodías, la mujer de su hermano Filipo, con la que se había casado. 18Pues decía Juan a Herodes: No te es lícito tener la mujer de tu hermano. 21Llegado un día oportuno, cuando Herodes en su cumpleaños ofrecía un banquete a sus magnates, y a los tribunos, y a los principales de Galilea, 22entró la hija de Herodías y, danzando, gustó a Herodes y a los comensales. El rey dijo a la muchacha: Pídeme lo que quieras y te lo daré. 23Y le juró: Cualquier cosa que me pidieras, te la daré, aunque sea la mitad de mi reino. 24Saliendo ella, dijo a su madre: ¿Qué quieres que pida? Ella le contestó: La cabeza de Juan el Bautista. 25Entrando luego con presteza, hizo su petición al rey, diciendo: Quiero que al instante me des en una bandeja la cabeza de Juan el Bautista. 26El rey, entristecido por su juramento y por los convidados, no quiso desairarla. 27Al instante envió el rey un verdugo, ordenándole traer la cabeza de Juan. Aquél se fue y le degolló en la cárcel, 28trayendo su cabeza en una bandeja, y se la entregó a la muchacha, y la muchacha se la dio a su madre. 29Sus discípulos que lo supieron, vinieron y tomaron el cadáver y lo pusieron en un monumento.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

La Verdad

Decir la Verdad, complica la vida del que la dice, del que dice la Verdad y la vive.

Esos que hablan de la Verdad pero no la viven, estos no tienen qué temer, porque a nadie le interesa un hipócrita.

¿Quiénes son los hipócritas?; son los que hablan pero no obran lo que dicen sus palabras.

¿Conoces a algún hipócrita?; entonces sabrás que no te interesa, que lo desprecias en tu interior, porque sabes que es un falso. Reza por él, a ver si Dios le toca el corazón. Dios necesita de ti y tu oración. Reza, ora y no seas tú hipócrita.

P. Jesús

© copyright