Saltar al contenido

29 de abril de 2019

Lunes 29 de Abril de 2.019

Tiempo Pascual /2º – Fiesta de Santa Catalina de Siena, virgen y doctora de la Iglésia, patrona de Europa

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 11, 25-30

¿Alabas a Dios Padre?

25Por aquel tiempo tomó Jesús la palabra y dijo: Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque ocultaste estas cosas a los sabios y discretos y las revelaste a los pequeñuelos. 26Sí, Padre, porque así te plugo. 27Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce al Hijo sino el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo quisiere revelárselo.

28Venid a mí todos los que estáis fatigados y cargados, que yo os aliviaré. 29Tomad sobre vosotros mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas, 30pues mi yugo es blando, y mi carga ligera.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

¿Alabas a Dios Padre?

Él, Dios Padre, te dio la vida, es el Señor Dios de todo lo creado, y todo propósito suyo es amar, dar su Amor y recibir amor.

El amor es perdurable, el que ama, ama para siempre, es fiel y no humilla a nadie, acepta a todos como son y les ayuda, por lo menos y siempre, con la oración.

Cuando te enfadas con alguien ¿oras por él?, ¿pides a Dios Padre que lo ayude, que le cambie el corazón?; Dios Padre puede hacerlo, porque Él puede dar la fe, ¡Él, da la fe!

Cuando hay fe, no se daña a los demás, se vive en paz y armonía, uniéndose a lo natural, en el bien del deber, que todos tenemos impuesto y debemos acometer y llevar a cabo con fe, esperanza y CARIDAD.

Alaba a Dios Padre, porque ¡mira cuántas maravillas ha creado!, ¡mírate a ti mismo y alaba a Dios porque te amó, te ama y te amará!; confía en Él, y ayuda a Cristo a salvarte, a salvar a los demás, por querer salvarte tú, por querer ir a los brazos de tu Padre, Dios Padre, que te espera en el Cielo. Te quiere allí con Él, para siempre; su Amor es fiel; ¿y el tuyo con Él?

Caridad.

P. Jesús

© copyright