Saltar al contenido

28 de septiembre de 2019

Sábado 28 de Septiembre de 2.019

Tiempo Ordinario /25º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 9, 43B-45

Profecía de la pasión

43BAdmirándose todos de cuanto hacía, dijo Él (Jesús) a sus discípulos: 44Estad atentos a lo que voy a deciros: El Hijo del hombre ha de ser entregado en poder de los hombres. 45Pero ellos no sabían lo que significaban estas palabras, que estaban para ellos veladas, de manera que no las entendieron, y temían preguntarle sobre ellas.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Profecía de la pasión

Así es, amigos míos, Jesús es Dios, y estuvo en este mundo e hizo muchos milagros, milagros de Amor, por Amor, con Caridad. Todos los milagros hechos por Dios, Jesús, eran para un bien y hacían bien; todos sus milagros eran muestra de que era Dios y que amaba a la persona que sufría. Y por ese amor que nos tiene Dios, incluso en sábado, sanaba, y tú puedes ser sanado hoy, que es sábado. Pide un milagro a Dios, pide por tu salud, por tus necesidades, por tu fe, ¡qué débil es! Con esta fe que tienes, no iremos a ninguna parte, y seguirás malviviendo, pudiendo pedirle a Dios te eche un “cable”, una ayuda en tu vida espiritual y física. ¿De qué tienes miedo?, ¿de Dios? Ah, ya veo, para ti, Dios está lejos, lejísimos de ti, ¡a años luz! Lo que ocurre es que no le has pedido nada con fe, quizás por eso ahora estás en un aprieto, en un trance doloroso, en un vacío espiritual espantoso, y Dios lo permite para que pidas; ¡pide! No me seas hombre de poca fe, tú pide y verás lo que pasa, porque te lo diré claramente y sin rodeos: Dios, Jesús, te ama.

P. Jesús
© copyright