Saltar al contenido

28 de octubre de 2018

Domingo 28 de Octubre de 2.018

Tiempo Ordinario /30º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Marcos 10, 46-52

Cuando oras, Jesús, Dios, te pregunta

46Llegaron a Jericó. Al salir (Jesús) ya de Jericó con sus discípulos y una considerable turba, el hijo de Timeo, Bartimeo, un mendigo ciego que estaba sentado junto al camino, 47oyendo que era Jesús de Nazaret, comenzó a gritar y decir: ¡Hijo de David, Jesús, ten piedad de mí! 48Muchos le increpaban para que callase; pero él gritaba mucho más: ¡Hijo de David, ten piedad de mí! 49Se detuvo Jesús y dijo: Llamadle. Llamaron al ciego, diciéndole: Ánimo, levántate, que te llama. 50El arrojó su manto y, saltando, se llegó a Jesús. 51Tomando Jesús la palabra, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? El ciego le respondió: Señor, que vea. 52Jesús le dijo: Anda, tu fe te ha salvado. Y al instante recobró la vista, y le seguía por el camino.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Cuando oras, Jesús, Dios, te pregunta

Sí, a ti, Dios, Jesús, te pregunta, como preguntó al ciego: “¿Qué quieres que te haga?… Directo es Dios en sus preguntas, porque sabe que ha venido a servir a todos, y su deseo es servir, quiere servirte; siendo Dios, quiere servirte, y espera que le digas en qué. Díselo.

Dios, todo puede concedértelo, y todo lo concede, por tu fe, fe que debe estar al servicio de Dios; que después de pedir, digas, como se pide en el Padrenuestro, “que se haga tu voluntad”, y queda en paz. Porque todo lo puede Dios, pero Cristo murió, Lázaro resucitó… La voluntad de Dios, ¿quién la sabe?… Tú pide, ten fe y paz, la paz de pedir con fe, y concluir tu oración, diciéndole a Dios, “que se haga tu voluntad”. Amén, Señor Jesús.

P. Jesús

© copyright