Saltar al contenido

28 de noviembre de 2019

Jueves 28 de Noviembre de 2.019

Tiempo Ordinario /34º -Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 21, 20-28

Jerusalén

(Dijo Jesús a sus discípulos): 20Cuando viereis a Jerusalén cercada por los ejércitos, entended que se aproxima su desolación. 21Entonces los que estén en Judea huyan a los montes; los que estén en medio de la ciudad, retírense; quienes en los campos, no entren en ella, 22porque días de venganza serán ésos para que se cumpla todo lo que está escrito. 23¡Ay entonces de las encintas y de las que estén criando en aquellos días! Porque vendrá una gran calamidad sobre la tierra y gran cólera contra este pueblo. 24Caerán al filo de la espada y serán llevados cautivos entre todas las naciones, y Jerusalén será hollada por los gentiles hasta que se cumplan los tiempos de las naciones.

25Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y sobre la tierra perturbación de las naciones, aterradas por los bramidos del mar y la agitación de las olas, 26exhalando los hombres sus almas por el terror y el ansia de lo que viene sobre la tierra, pues los poderes celestes se conmoverán. 27Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube con poder y majestad grandes.

28Cuando estas cosas comenzaren a suceder, cobrad ánimo y levantad vuestras cabezas, porque se acerca vuestra redención.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Jerusalén

Dios ama a su pueblo escogido desde el principio, sellado por el amor de los profetas y guiado por sus reyes.

Dios ama a los judíos, Dios quiere que los judíos acojan su doctrina y la vivan, como tantos hicieron, como hizo la Virgen María, los apóstoles y los primeros discípulos de Jesús, Dios, ¡el Cristo!, el Mesías esperado por todos.

Dios quiso que los gentiles se unieran a la verdadera fe, porque Dios se hizo hombre y vivió entre los hombres, y a todos amó y ama, porque tiene compasión de las almas, que por amor creó y viven en el tiempo, a su tiempo.

Dios espera por todos, quiere a todos en el Cielo, y avisa de lo que ha de venir y que vendrá, en el día y la hora que NADIE SABE, sólo Dios Padre.

Tú, judío, tú, mundano, tú, seas quien seas, Dios te quiere católico, te quiere santo, y sólo por los sacramentos, puedes hacer obras con Dios, porque Dios vive; Jesús, el Mesías, sigue vivo y vive en los bautizados, en los que viven la fe, y brilla su esperanza como preludio de la dicha sin fin en el Reino de Dios.

Es esta nueva Jerusalén, la Iglesia de Cristo, la Católica, la que une a todos en la fe, por la Palabra del Verbo y la muerte de Dios Hijo, Jesucristo. La fe universal, la fe para todos y de todos, es la fe de Dios, de Jesús, el Hijo de Dios, el mismo Mesías Salvador, el que viene, el que vendrá cuando nadie sabe ni lo espera; y entonces, los muertos resucitarán con su cuerpo glorioso, y todos los fieles poblarán el Reino de Dios. ¡Es de fe!

Vive la Fe, con fe; eres Universal, Católico, ¡de Dios Uno y Trino!

El Verbo habló y todo se cumplirá.

P. Jesús
© copyright