Saltar al contenido

28 de febrero de 2019

Jueves 28 de Febrero de 2.019

Tiempo Ordinario /7º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Marcos 9, 41-50

La caridad hacia los discípulos

(Dijo Jesús a sus discípulos): 41Pues el que os diere un vaso de agua en razón de discípulos de Cristo, os digo en verdad que no perderá su recompensa; 42y el que escandalizare a uno de estos pequeñuelos que creen, mejor le sería que le echasen al cuello una muela asnal y le arrojasen al mar. 43Si tu mano te escandaliza, córtatela; mejor te será entrar manco en la vida que con ambas manos ir a la gehenna, al fuego inextinguible, 44donde ni el gusano muere ni el fuego se apaga. 45Y si tu pie te escandaliza, córtatelo; mejor te es entrar en la vida cojo que con ambos pies ser arrojado en la gehenna, 46donde ni el gusano muere ni el fuego se apaga. 47Y si tu ojo te escandaliza, sácatelo; mejor te es entrar tuerto en el reino de Dios que con ambos ojos ser arrojado en la gehenna, 48donde ni el gusano muere ni el fuego se apaga. 49Porque todos han de ser salados al fuego. 50Buena es la sal; pero, si la sal se hace sosa, ¿con qué se salará? Tened sal en vosotros y viviendo en paz unos con otros.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

La caridad hacia los discípulos

Hay muchos que quieren saber, muchos que quieren aprender, y muchos que quieren informarse. Todos necesitan de Dios.

Todo lo que hagas o digas a los demás, no lo hagas porque te caen bien, o porque quieres caer bien; haz todas las cosas por amor a Dios.

Aunque no tengas aprecio o estimación a alguien, tú, ayúdalo por amor a Dios, y no por él mismo o por ti mismo.

Cuando aprendas a dejar tus gustos y cumplas con obediencia las obras de tu fe, entonces serás feliz. Serás feliz cuando dejes de hacer las cosas por ti mismo, y las hagas por amor a Dios. ¿Entendido? Sí, sé que me has comprendido.

Muchos ángeles te visitan para ver con cuánto amor a Dios haces todas las cosas.

Gracias.

P. Jesús

© copyright