Saltar al contenido

27 de mayo de 2019

Lunes 27 de Mayo de 2.019

Tiempo Pascual /6º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 15, 26 – 16, 4a

Ya vino Dios Espíritu Santo

(Dijo Jesús a sus discípulos): 26Cuando venga el Abogado, que yo os enviaré de parte del Padre, el Espíritu de verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí, 27y vosotros daréis también testimonio, porque desde el principio estáis conmigo.

Jn 161Esto os he dicho para que no os escandalicéis. 2Os echarán de la sinagoga; pues llega la hora en que todo el que os quite la vida pensará prestar un servicio a Dios. 3Y esto lo harán porque no conocieron al Padre ni a mí. 4a Pero yo os he dicho estas cosas para que, cuando llegue la hora, os acordéis de ellas y de que yo os las he dicho.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Ya vino Dios Espíritu Santo

La fe del bautizado, la fe del que conoce a Dios, sabe que Cristo lo salva, si quiere, y sabe que Dios Espíritu Santo, cuando uno cumple los 10 mandamientos de la Ley de Dios, Éste lo guía a través de la fuerza de los sacramentos, que fuerza es Amor; este sentimiento de amar que vive en Dios Uno y Trino, es casi lo mismo, porque la fuerza siempre está en el Amor.

Nadie ama como Dios.

Apártate de todo lo que te prive acercarte al Amor, a Dios; recibe, por tu unión a los sacramentos, el consuelo del Amor de Dios en acción, bajo la guía y la ayuda de Dios Espíritu Santo.

Tú decides quién te guía, Dios, o el Diablo; porque el espiritismo también es unirse al espíritu, al espíritu maligno de Satanás. Y tantos hay que lo practican y no se van a confesar de abandonar a Dios e irse al Maligno.

No se pueden forzar las cosas, no puede nadie dominar la voluntad de otro con espiritismos. Hay muchos caprichosos que quieren sojuzgar a otros a sus deseos, y hacen hechizos para salirse con la suya, y esto no es amor, es deseo.

Hay quien busca trabajo usando el espiritismo, y eso no es bueno; irá de mal en peor, como también irá de mal en peor, quien quiera que otro lo ame a base de hechizos. Eso lo han reflejado varios cuentos para niños, porque es de niños, querer arreglar las cosas con hechizos; los adultos aceptan la realidad y se enfrentan a los problemas con dignidad, la dignidad de dejar libres a los demás, la dignidad de respetar la libertad de otro-s.

Sí, muchos practican las malas artes de conectar con el Demonio, porque son cobardes, porque no saben aceptar la realidad; quieren vivir un mundo de sueños, ¡sólo sus sueños!, y no dejan que los sueños de los demás se hagan a su manera. Hacen ver, algunos, que no hacen nada, pero a escondidas, practican la brujería, para dominar las circunstancias.

Tú, vive en Gracia de Dios, y todo estará bien, porque sabes que incluso del mal, Dios puede sacar un bien. Y así es.

Hoy en día, que la debilidad está en amarse a uno mismo sin amar a los demás y sin amar a Dios, esta aberración del amor, de amarse y creerse el mejor, esto lleva a ser como niños; y los niños no meditan, ellos quieren y piden, o roban a escondidas.

Hay que ser adultos y solucionar los problemas como personas, usando de la oración y la confianza en Dios, que siempre hizo y hace el bien, y jamás, para darte un bien a ti, da un mal a otro. Él, Dios, puede hacer y hace que tú tengas el bien que pides, que le pides, sin dañar a nadie; es más, tu bien, es un bien para todos los que viven la paz.

Dios, Jesús, vino a traer la Paz en el mundo, y la paz no es la alegría, la paz es mejor que la alegría; otra cosa es el goce espiritual, que la paz está llena, repleta de él.

Hay quien no sabe perder, y hace brujería para ganar, y siempre será un perdedor, una perdedora, TODA SU VIDA; porque desde el momento que necesita de la brujería para salirse con la suya, es que no es tan perfecta, no es tan perfecto, porque los perfectos, los santos, éstos confían en Dios y saben que ya están salvados, y por lo demás, siempre hacen el bien imitando a Jesucristo, su amado.

Dios Espíritu Santo está aquí, ya vino; Jesús, Dios, lo fue a buscar; le pidió al Padre que lo enviara al mundo, y vino y está aquí; hay quien se conforma con los malos espíritus, teniendo a Dios Espíritu Santo, que siendo Dios, ¡que lo es!, tiene todo el poder y toda la fe, en la fuerza de su Amor.

Cree en Dios Espíritu Santo, y usa de la confesión, y verás muchos milagros de Amor en tu vida. ¡Sé santo!, únete en todo al Crucificado, y verás cómo, ni las brujerías, podrán apartarte del Amor de Dios, y eso es lo que vale y perdura siempre.

Únete, por tu fe, a la Doctrina Católica, y cumple con ella, porque es la guía terrenal para llegar a lo espiritual, por la fe y las obras.

P. Jesús
© copyright