Saltar al contenido

27 de junio de 2020

Sábado 27 de Junio de 2.020

Tiempo Ordinario/12º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 8, 5-17

Pide ayuda a Jesús, Dios

5Entrando (Jesús) en Cafarnaúm, se le acercó un centurión, suplicándole 6y diciéndole: Señor, mi siervo yace en casa paralítico, atrozmente atormentado. 7Él le dijo: Yo iré y le curaré. 8Y respondiendo el centurión, dijo: Señor, yo no soy digno de que entres bajo mi techo: di sólo una palabra, y mi siervo será curado. 9Porque yo soy un subordinado, pero bajo mí tengo soldados y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi esclavo: Haz esto, y lo hace. 10Viéndole Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: En verdad os digo que en nadie de Israel he hallado tanta fe. 11Os digo, pues, que del oriente y del occidente vendrán y se sentarán a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los cielos, 12mientras que los hijos del reino serán arrojados a las tinieblas exteriores, donde habrá llanto y crujir de dientes. 13Y dijo Jesús al centurión: Ve, hágase contigo según has creído. Y en aquella hora quedó curado el siervo.

14Entrando Jesús en casa de Pedro, vio a la suegra de éste postrada en cama con fiebre. 15Le tomó la mano, y la fiebre la dejó, y ella, levantándose, se puso a servirles.

16Ya atardecido, le presentaron muchos endemoniados, y arrojaba con una palabra los espíritus, y a todos los que se sentían mal los curaba, 17para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, que dice: <<El tomó nuestras enfermedades y cargó con nuestras dolencias>>.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Pide ayuda a Jesús, Dios

No me vengas con esas de que no te mereces nada bueno, que no sirves para nada, que todo te ha ido mal y que hay crisis mundial. Vamos a ver… ¿es que Dios ha perdido su poder?, ¡no!, como tampoco la Virgen María ha dejado de ser Madre tuya y de Dios. Entonces, ¡saca el pesimismo de ti mismo e infúndete de la alegría del buen cristiano, ése que sabe que Dios es Santo y todo puede dártelo, como te dio la vida, para que pudieras amarlo, para que Él pudiera darte su Amor!

Pide ayuda a Jesús, Dios, porque te lo mereces, por ser una persona creada por Él, por Dios, que te dio la vida para que pudieras hallarlo, conocerlo, servirlo, en esta tierra de llantos y pecados, donde ni uno es bueno y donde todos pueden ser santos, por la Gracia de Dios, ¡tú también!, porque dentro de ti vive una persona deseosa de hacer las cosas bien, ¡mejor!, y sólo necesitas una nueva oportunidad, y Dios te la da siempre. Así que rectifica y quita tu pesimismo, y pon en su lugar la alegría de los santos, de los humildes, de los que saben que poco valen sin Dios, ese Dios que quiere ir a ti, y te dice: “Di que sí, que quieres que te de mi Amor”.

P. Jesús
© copyright