Saltar al contenido

23 de noviembre de 2018

Viernes 23 de Noviembre de 2.018

Tiempo Ordinario /33º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 19, 45-48

Iros, dejad de convertir el templo de Dios en cueva de ladrones

45Entrando (Jesús) en el templo, comenzó a echar a los vendedores, 46diciéndoles: Escrito está: Y será mi casa casa de oración; pero vosotros la habéis convertido en cueva de ladrones. 47Enseñaba cada día en el templo; pero los príncipes de los sacerdotes y los escribas, así como los primates del pueblo, buscaban prenderle, 48y no sabían qué hacer, porque el pueblo todo estaba pendiente de Él escuchándole.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Iros, dejad de convertir el templo de Dios en cueva de ladrones

El dinero, cuando se habla de dinero, las facciones de los presentes, cambian, porque sus corazones abandonan a Dios, la fe, y se van en pos de las riquezas de este mundo. ¿Conoces a alguien que haya muerto y se haya llevado con él sus bienes terrenales?… Nadie lo ha hecho, ni nadie lo hará jamás.

Si tuviérais fe, si viviérais para servir a Dios, no tendríais miedo. No digo que tendríais dinero, digo que no tendríais miedo, que no es lo mismo, no es igual, porque hay quien tiene mucho dinero y tiene miedo, sí, teme perderlo, ¡quiere más!, porque no tiene fe, y cuando no hay fe, hay miedo. Paz.

P. Jesús

© copyright