Saltar al contenido

23 de febrero de 2019

Sábado 23 de Febrero de 2.019

Tiempo Ordinario /6º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Marcos 9, 2-13

Dios elige quien le acompañe

2Pasados seis días, tomó Jesús a Pedro, a Santiago y a Juan, y los condujo solos a un monte alto y apartado y se transfiguró ante ellos. 3Sus vestidos se volvieron resplandecientes, muy blancos, como no los puede blanquear lavandera sobre la tierra. 4Y se les aparecieron Elías y Moisés, que hablaban con Jesús.5Tomando Pedro la palabra, dijo a Jesús: Rabí, bueno es estarnos aquí. Vamos a hacer tres tiendas, una para ti, una para Moisés y una para Elías. 6No sabía lo que decía, porque estaban aterrados. 7Se formó una nube que los cubrió con su sombra, y se dejó oír desde la nube una voz: Este es mi Hijo amado, escuchadle. 8Luego mirando en derredor, no vieron a nadie con ellos, sino a Jesús solo. 9Bajando del monte, les prohibió contar a nadie lo que habían visto, hasta que el Hijo del hombre resucitase de entre los muertos. 10Guardaron aquella orden, y se preguntaban qué era aquello de <<cuando resucitase de entre los muertos>>.11Le preguntaron diciendo: ¿Cómo dicen los escribas que primero ha de venir Elías? 12Él les dijo: Cierto que Elías, viniendo primero, restablecerá todas las cosas; pero ¿cómo está escrito del Hijo del hombre que padecerá mucho y será despreciado? 13Yo os digo que Elías ha venido ya y que hicieron con él lo que quisieron, como de él está escrito.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Dios elige quien le acompañe

Doce eran los apóstoles de Jesús, Dios, pero Jesús, para subir al monte, pide a Pedro, Santiago y Juan, que vayan con Él. Lo mismo ocurre con el Santo Padre, que elige a los Obispos, y algunos de ellos, los escoge como Cardenales. Pero todos son amados por el Papa, por el sucesor de Pedro, en el que fundó Dios su Iglesia universal, la Católica, la que es para todos, sí, también para ti. ¡Sí!

No es la Iglesia Católica para unos pocos, ¡no!, la Iglesia Católica es para TODOS, para ti, y para ése al que le tienes antipatía, o le temes por sus malas obras. Pues te digo que la Iglesia Católica es para ellos también.

Así que nada de hacer acepción de personas, a la hora de dar testimonio de tu fe. ¡Con gallardía!, ¡con audacia!, tú eres hijo de Dios, discípulo del Rey de Cielos y Tierra; entonces, sin hacer nada pedante, sino con humildad, atrae a los demás, por tu buen ejemplo, a la Iglesia de Pedro.

Diles a todos que vas a Misa los domingos. Ellos hablan de que van al cine, de que van de concierto, y no es malo esto, si la película es recomendable y el concierto es aceptable, como no es malo para ellos, saber que vas a Misa; ¡al contrario!, que lo sepan, eso sí, sin pregonarlo, sino que lo comentas, como ellos comentan que han ido al cine, a un concierto. Naturalidad en vivir la fe, porque lo natural es eso, vivir la fe de Cristo, la que se propaga en el Evangelio.

Y si te preguntan quién es Jesús, empieza así: “Hubo un hombre llamado Jesús, que hizo muchos milagros; tenía compasión de los que sufrían, y a todos curaba, si se le acercaban; y por esos milagros, y porque lo dijo Él mismo, sabemos, tenemos la certeza de que este hombre llamado Jesús, es Dios; y te propongo que lo conozcas mejor…”

Y sigues, sigues contando la vida de Dios, en su paso por el mundo.

Tú eliges a quién te puede acompañar al Cielo, porque imitas a Jesús. Propaga el Evangelio.

P. Jesús

© copyright