Saltar al contenido

23 de enero de 2020

Jueves 23 de Enero de 2.020

Tiempo Ordinario /2º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Marcos 3, 7-12

Descansa

7Se retiró Jesús con sus discípulos hacia el mar, y una numerosa muchedumbre de Galilea, de Judea, 8de Jerusalén, de Idumea, de Transjordania y de los alrededores de Tiro y de Sidón, una muchedumbre grande, oyendo lo que hacía, acudía a Él. 9Dijo a sus discípulos que le preparasen una barca, a causa de la muchedumbre, para que ésta no le oprimiese, 10pues curaba a muchos, y cuantos padecían algún mal se echaban sobre Él para tocarle. 11Los espíritus impuros, al verle, se arrojaban ante Él y gritaban, diciendo: Tú eres el Hijo de Dios. 12Él, insistentemente, les reprendía para que no le diesen a conocer.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Descansa

Un cristiano, tú, que eres católico, pues puedes vivir bien, ¡tienes el Cielo ganado!; Dios, Jesús, te lo da, si quieres, si crees en Él, en que es Dios y se dejó matar y murió en la Cruz por ti, sí, por ti; entonces, te digo que sí, que puedes descansar de tu fatiga, porque tu esperanza está viva; hay un Cielo que te espera, en donde vivirás eternamente la felicidad. ¡Eso ya lo tienes!, nadie te lo puede quitar, porque es Dios mismo, Jesús, Dios Hijo, quien por obedecer a la voluntad de Dios Padre, te lo da, sí, a ti, a ti te lo ha dado; estás bautizado y tienes las de ganar, aunque ahora estés perdiendo tus sueños humanos, o sufras de enfermedad, de dolor; tú tienes el Cielo ganado, tu futuro está seguro, nadie te lo puede quitar, porque sólo lo da Dios, y si estás bautizado, ya es tuyo, sólo tienes que ir a confesar tus pecados y llevar una vida recta, como Dios la llevó en la tierra, una vida de servicio y oración; porque para descansar bien y mejor, tienes que orar mucho, y Dios mandará a sus ángeles a aliviarte y a guardarte para este futuro ¡que es tuyo!, la vida eterna en el Cielo, que es lo que te espera y Dios te lo da. Eso lo tienes ganado, ahora sólo tienes que vivir una vida en paz, y esto, una buena parte, te ganas tu mismo esta paz. Mañana te lo cuento; hoy vive la alegría de saber que tu futuro ya lo tienes bien, ya sabes cómo terminará todo, ¡en el Cielo!

Piénsalo, piensa que tienes una herencia que seguro cobrarás, y que por el resto de la eternidad, vivirás en la Alegría Celestial; sólo si es que tienes algún problema, es ahora y aquí, y esto se soluciona haciendo siempre el bien a todos, y cumpliendo con tu deber, y disfrutando de tu fe; tú, tú eres uno de los salvados, ¡que lo sepas!; empieza a disfrutar de tu realidad, la VIDA ETERNA EN EL CIELO. ¡Olééé!

P. Jesús
© copyright