Saltar al contenido

22 de octubre de 2018

Lunes 22 de Octubre de 2.018

Tiempo Ordinario /29º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 12, 13-21

Dios no es juez repartidor

13Díjole uno de la muchedumbre (a Jesús): Maestro, di a mi hermano que parta conmigo la herencia. 14Él le respondió: Pero, hombre, ¿quién me ha constituido juez o partidor entre vosotros? 15Les dijo: Mirad de guardaros de toda avaricia, porque, aunque se tenga mucho, no está la vida en la hacienda. 16Y les dijo una parábola: Había un hombre rico, cuyas tierras le dieron gran cosecha. 17Comenzó él a pensar dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, pues no tengo donde encerrar mi cosecha? 18Y dijo: Ya sé lo que voy a hacer: demoleré mis graneros y los haré más grandes, y almacenaré en ellos todo mi grano y mis bienes, 19y diré a mi alma: Alma, tienes muchos bienes almacenados para muchos años; descansa, come, bebe, regálate. 20Pero Dios le dijo: Insensato, esta misma noche te pedirán el alma, y lo que has acumulado, ¿para quién será? 21Así será el que atesora para sí y no es rico ante Dios.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Dios no es juez repartidor

Dios no coge de otro, para dártelo a ti; Él, Jesús, es Dios, y puede darte a ti, sin necesidad de cogerle a tu hermano la herencia, sino que por tu trabajo, por tu labor, puede darte el dinero que necesitas para sustentarte tú y tu familia, para darte la alegría de poder practicar la caridad, que hacerlo, dar, ¡dar es una alegría!

Dios, que es un Dios bueno, y por lo tanto es feliz, ¡está alegre!; Dios da, no quita de nadie; Él, Dios, puede darte a ti y al otro y A TODOS; ¡es Dios!

P. Jesús

© copyright