Saltar al contenido

21 de noviembre de 2019

Jueves 21 de Noviembre de 2.019

Tiempo Ordinario /33º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 19, 41-44

Jesús lloró

41Así que (Jesús) estuvo cerca, al ver la ciudad, lloró sobre ella, diciendo: 42¡Si al menos en este día conocieras lo que hace a la paz tuya! Pero ahora está oculto a tus ojos. 43Porque días vendrán sobre ti, y te rodearán de trincheras tus enemigos, y te cercarán, y te estrecharán por todas partes, 44y te abatirán al suelo a ti y a los hijos que tienes dentro, y no dejarán en ti piedra sobre piedra por no haber conocido el tiempo de tu visitación.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Jesús lloró

Llora tú por el dolor con que Dios lloró.

Dios te ama, en serio, pero es que te lo digo muy en serio, de verdad. Dios te ama, y sufre por las personas, por las gentes que van sin Dios, sin Él, que se conforman con lisonjas de cariño, cuando podrían tener todo el amor de un Dios que te ama infinitamente y para siempre.

Deja que Dios te consuele, porque bien sabemos que Jesús lloró, lo hemos leído en el Evangelio de hoy, y comprende el dolor, tu dolor, y quiere que sea alegría y no pena, lo que contenga tu corazón; porque no quiere Dios que no le tengas en cuenta; si le tuvieras en cuenta, tu pena sería menos, porque sabrías que hay un Dios de Cielos y tierra, que te ama y te consuela.

Déjate consolar por Dios; ve a confesarte, y, Dios Espíritu Santo, te llenará de alegría, la de la paz, la de saberte perdonado y amado por Dios en santa unidad.

Confiésate, no sea que luego tengas que llorar.

P. Jesús
© copyright