Saltar al contenido

21 de marzo de 2020

Sábado 21 de Marzo de 2.020

Tiempo Cuaresma/3º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 18, 9-14

Confiar en Dios

9Dijo (Jesús) también esta parábola a algunos que confiaban mucho en sí mismos, teniéndose por justos, y despreciaban a los demás. 10Dos hombres subieron al templo a orar, el uno fariseo, el otro publicano. 11El fariseo, en pie, oraba para sí de esta manera: ¡Oh Dios!, te doy gracias porque no soy como los demás hombres, rapaces, injustos, adúlteros, ni como este publicano. 12Ayuno dos veces en la semana, pago el diezmo de todo cuanto poseo. 13El publicano se quedó allá lejos, y ni se atrevía a levantar los ojos al cielo, y hería su pecho diciendo: ¡Oh Dios!, sé propicio a mí, pecador. 14Os digo que bajó éste justificado a su casa, y no aquél. Porque el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Confiar en Dios

No confíes en ti mismo, confía en Dios.

Todo lo bueno que eres, es por la Gracia de Dios, porque vas a buscarla usando de la oración y los sacramentos, y con voluntad, libremente, no quieres pecar; te alejas del pecado, y buscando la virtud, practicas las virtudes, dando gloria a Dios con el trabajo de tus manos y la voz de tu boca.

Eres débil, porque todos los hombres, todas las personas, son débiles, y no hay ni uno que no lo sea, y tarde o temprano será tentado y necesita de Dios para resistir al mal, haciendo el bien; y el primer bien, es amar a Dios sobre todas las cosas y personas, y tener comunión con Él, con Dios, por la oración y los sacramentos.

Dios siempre se une al que quiere amar a Dios sobre todas las cosas y personas, sobre sí mismo.

Dios, el primero en tu vida.

Vive para agradar a Dios, y serás feliz.

P. Jesús
© copyright