Saltar al contenido

20 de junio de 2020

Sábado 20 de Junio de 2.020

Tiempo Ordinario/11º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 2, 41-51

A los 12 años

41Sus padres (de Jesús) iban cada año a Jerusalén en la fiesta de la Pascua. 42Cuando era ya de doce años, al subir sus padres, según el rito festivo, 43y volverse ellos, acabados los días, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres lo echasen de ver. 44Pensando que estaba en la caravana, anduvieron camino de un día. Buscáronle entre parientes y conocidos, 45y al no hallarle, se volvieron a Jerusalén en busca suya. 46Y al cabo de tres días le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores, oyéndoles y preguntándoles. 47Cuantos le oían quedaban estupefactos de su inteligencia y de sus respuestas. 48Cuando sus padres le vieron, quedaron sorprendidos, y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué has obrado así con nosotros? Mira que tu padre y yo, apenados, andábamos buscándote. 49Y Él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que es preciso que me ocupe en las cosas de mi Padre? 50Ellos no entendieron lo que les decía. 51Bajó con ellos y vino a Nazaret, y les estaba sujeto, y su madre conservaba todo esto en su corazón.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

A los 12 años

Muchos, como Jesús, a los 12 años proclaman su fe ante sus compañeros, y no tienen miedo. Y algunos, sus padres, los mandan callar, diciendo que aún son jóvenes, y entonces callan, y algunos ya no vuelven a hablar nunca más de la Verdad.

En la juventud está la fuerza del amor a Dios. A algunos, la pasión aún no los ha debilitado, por eso, su pureza les empuja a las más nobles acciones: proclamar la fe en Cristo Rey, en María Reina.

P. Jesús
© copyright