Saltar al contenido

19 de septiembre de 2020

Sábado 19 de Septiembre de 2.020

Tiempo Ordinario/24º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 8, 4-15

Sobre las semillas

4Reunida una gran muchedumbre de los que venían a Él (Jesús) de cada ciudad, dijo en parábola: 5Salió un sembrador a sembrar su simiente, y, al sembrar, una parte cayó junto al camino, y fue pisada, y las aves del cielo la comieron. 6Otra cayó sobre la peña, y, nacida, se secó por falta de humedad. 7Otra cayó en medio de espinas, y creciendo con ella las espinas, la ahogaron. 8Otra cayó en tierra buena, y, nacida, dio un fruto céntuplo. Dicho esto, clamó: El que tenga oídos para oír, que oiga.

9Preguntábanle sus discípulos qué significase aquella parábola, 10y Él contestó: A vosotros ha sido dado conocer los misterios del reino de Dios; a los demás, sólo en parábolas, de manera que viendo no vean y oyendo no entiendan.

11He aquí la parábola: La semilla es la palabra de Dios. 12Los que están a lo largo del camino son los que oyen, pero en seguida viene el diablo y arrebata de su corazón la palabra para que no crean y se salven. 13Los que están sobre peña son los que, cuando oyen, reciben con alegría la palabra, pero no tienen raíces; creen por algún tiempo y al tiempo de la tentación sucumben. 14Lo que cae entre espinas son aquellos que, oyendo, van y se ahogan en los cuidados, la riqueza y los placeres de la vida, y no llegan a madurez. 15Lo caído en buena tierra son aquellos que, oyendo con corazón generoso y bueno, retienen la palabra y dan fruto por la perseverancia.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Sobre las semillas

No es una clase de biología, vamos a hablar de temas de religión, sobre tu fe y cómo la tienes arraigada en ti.

¿Qué tal andas de confianza en Dios?… ¿Crees que todo es providencial?… ¿Qué es lo que ves providencial en tu vida?… ¿Crees que algo de tu vida que no te gusta, Dios puede cambiarlo para bien?… ¿Rezas por ello?… ¿Tienes fe en que Dios hará este cambio en ti, en tu vida?…

Entonces, si crees que Dios puede influir e influye en tu vida, posiblemente tengas fe.

Hay personas que tienen fe, pero usan malos medios para fines buenos; ¿es esto tener fe y confiar en Dios? No.

Tener fe y confiar en Dios, es no asustarse, es no enfadarse, es vivir tranquilo tu vida; aunque haya una gran tormenta, en esos momentos que pueden hacerte tener miedo, tú resiste, practica el ayuno y la oración, resiste y aguanta porque te aseguro que, por tu oración y ayuno, Dios tomará el rumbo de tu vida y te protegerá de todo mal.

¡Ánimo!, no podrán vencernos jamás; la Iglesia es Santa, ¡santos!

P. Jesús
© copyright